Manchester City-Chelsea: O Dragão elige al rey de Europa

DEPORTES

Phil Foden, este viernes en el estadio portugués
Phil Foden, este viernes en el estadio portugués MICHAEL STEELE | reuters

El equipo de Guardiola parte como favorito para llevarse la Champions League, pero aún no ha conseguido ganar al de Tuchel

29 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Qué fútbol inglés saldrá a hombros esta noche de O Dragão? Esa es la duda que se despejará en la final de la Champions League. El trono de Europa vuelve a tener dos pretendientes del mismo país, pero que defienden dos filosofías diametralmente opuestas. En un lado del campo estará un Manchester City que, de la mano de Pep Guardiola, se ha convertido en la última revisión del fútbol de Johan Cruyff. En el otro se encontrará un Chelsea que ha recuperado con Tuchel aquel equipo de bad boys que gobernó Inglaterra comandado por Drogba, Lampard y Terry.

Aunque a un paso de la gloria todo sean elogios y días de vino y rosas, la temporada también ha estado repleta de vaivenes para ambos técnicos. Si el futuro de Guardiola llegó a pender de un hilo a finales del pasado curso y principios de este, todas las dudas se despejaron con el nuevo título de la Premier League y un juego que volvió a recordar al de su mejor época en el Barcelona. En ese huracán que son siempre los banquillos de los grandes clubes estuvo envuelto Tuchel, que salió por la puerta de atrás del PSG tras un enfrentamiento con su directiva y que solo cinco meses después ha cincelado un Chelsea sólido, sin fisuras y que dejó en el camino a un Real Madrid que fue un mero juguete para los británicos.

Eso sí, no le traerá al técnico alemán buenos recuerdos la final de la Champions League. En la del pasado año cayó 1-0 contra el Bayern de Múnich y comenzó a escribir su firma en el finiquito del contrato que lo ataba a París. Si a algo se puede agarrar, es que en esta ocasión, su equipo llega a Portugal sin haber perdido contra el de Guardiola. Los blues se impusieron al City por 1-0 en las semifinales de la FA Cup y le ganaron 1-2 en la Premier. Aunque a priori los de Manchester son favoritos por experiencia y talento, los números aún están en su contra. Y no tendrán fácil derrumbar el muro de cinco defensas que han construido los de Stamford Bridge. Al Chelsea no le importa ceder el balón si tiene la posibilidad de robar y correr a los espacios. Ahí, donde sufren los de Manchester, es un cuchillo.