El Villarreal reina en Europa

Juanjo Gonzalo COLPISA

DEPORTES

MAJA HITIJ

Los amarillos tocan el cielo en Gdansk en su primera final continental, donde lograron superar al todopoderoso Manchester United en un partido de infarto que necesitó de 22 penaltis

27 may 2021 . Actualizado a las 00:28 h.

El sueño es real. Los abrazos, saltos y la euforia desmedida se apoderaban de Gdansk con una parada que vale oro. También los lloros, aunque en esta ocasión eran de alegría. El Villarreal lograba superar al favorito, el gran coloso de la competición, tras 120 minutos de sufrimiento en los que el conjunto amarillo luchó hasta la extenuación. Arropado por una ilusionada hinchada, el conjunto de Unai Emery tocó el cielo en su primera final alzándose con una Liga Europa que para el técnico vasco supone la cuarta en su palmarés para hacer pleno con los equipos españoles.

Un encuentro de infarto en el que Gerard Moreno puso la guinda a su temporada para adelantar al club groguet en un choque que defendió a la perfección y en el que supo aguantar los arreones de un United que empató en la segunda mitad por medio de Cavani. Cita épica que solo pudo decidirse desde el punto de penalti, en una histórica tanda en la que hubo que esperar hasta 22 lanzamientos para ver el primer fallo. Fue un duelo entre porteros en el que Rulli se hizo grande ante De Gea para darle su primer título al equipo de La Plana.

Bajo la intensa lluvia de Gdansk se palpaban los nervios del Villarreal en los primeros minutos de partido. Lo dejaron claro. No era el de Emery el equipo de las grandes noches europeas, con Pau Torres agarrotado, cometiendo imprecisiones en defensa y con dificultades para superar la presión adelantada con la que el United pretendía castigar al cuadro amarillo. Tampoco fue suya la posesión del balón, otra de sus señas de identidad, con la que el cuadro mancuniano los quiso ahogar. No era para menos, pues se presentaba el 'submarino' ante un reto mayúsculo para cumplir ese sueño que en la localidad castellonense se anhela desde hace más de una década. Lo hacía, además, con más de 2.000 aficionados en las gradas que celebraban exultantes el remate de Gerard Moreno -tras un centro celestial de Parejo- a la media hora de encuentro en el que, tras burlar la marca de Lindelof, superaba la estirada de De Gea. El delantero catalán, no podía ser otro, ponía así su séptimo tanto en esta Liga Europa ante la histeria de la hinchada.