Simeone: la obra de un guerrillero tenaz

Amador Gómez

DEPORTES

Ballesteros

El técnico argentino ha llevado al Atlético a conquistar en ocho años tantos títulos de Liga como en las 35 temporadas anteriores a su llegada

22 may 2021 . Actualizado a las 20:06 h.

Se le acusó la temporada pasada a Diego Simeone (Buenos Aires, 1970) de excusarse en el año de transición del Atlético de Madrid tras la derrota frente al Barça (0-1) que alejó al equipo rojiblanco de la lucha por la Liga. Sin embargo, los hechos han terminado por dar la razón al técnico argentino, un guerrillero tenaz que en ocho años ha conseguido llevar a su equipo a conquistar tantos títulos de Liga como en las 35 campañas anteriores a su llegada al banquillo colchonero, en diciembre del 2011.

En la pelea contra los dos transatlánticos del fútbol español, la obstinación de Simeone por resucitar al Atlético y convertirlo en campeón le ha llevado a culminar de nuevo con éxito una trayectoria plagada de críticas por su conservadurismo, por su habitual y arriesgado paso atrás, pero también de alabanzas por su capacidad para motivar y reactivar a sus jugadores y mantener el espíritu competitivo del equipo. También, pese a exprimir físicamente demasiado a su plantilla, por sacar lo mejor de sí de jugadores que, sin el cartel de estrellas, se han sumado con brío al cholismo y han dado un paso adelante para reflejar en el campo las ideas de un entrenador que esta temporada ha tenido que adaptarse a nuevas necesidades.

El fichaje regalado de Luis Suárez, que ha dado gol y un definitivo salto de calidad al Atlético, propició que Simeone avanzase en su evolución y cambiase esta temporada la forma de jugar, para dotar a su equipo de mayor elaboración y un fútbol más ofensivo. Simeone modificó el sistema cuando lo creyó necesario, para imponer desde el pasado mes de noviembre una defensa de tres, escoltada por dos carrileros rompedores (Trippier y Carrasco), a quienes el equipo ha echado muy en falta cuando no ha podido contar con ellos.