El sueño del Leyma empieza en casa

L. Balado / M. Durán

DEPORTES

CESAR QUIAN

El equipo inicia su camino en el «play-off» este viernes ante el peligroso Oviedo

20 may 2021 . Actualizado a las 19:26 h.

Siete meses después de alzar el telón de la temporada 2020-2021, aquella que empezó con aplazamientos por covid y la grave lesión de Barro ante el Valladolid en el primer partido del equipo en el Palacio, el Leyma se ha repuesto a todo. Entre idas y venidas, hasta quince jugadores han sudado la camiseta de rayas naranjas para lograr el objetivo de clasificarse para el play-off de ascenso a la ACB. No solo han cumplido, sino que esta plantilla ha logrado la mejor clasificación histórica del club: un cuarto puesto en la LEB Oro. Una única canasta más les hubiese hecho firmar un liderato para los libros. El balón se salió del aro. No pudo ser, un error que no enturbia un curso magnífico. Por más rabia que dé aceptarlo.

Todo lo sufrido, todo lo peleado y remado, era solo un calentamiento de lo que viene. Porque tras el campamento militar, toca ir a la guerra. El Oviedo, tradicional némesis de los coruñeses, desembarca este viernes en el Palacio para jugar el primer partido de la serie en Riazor (20 horas, LaLigaSportsTV). La primera batalla de una eliminatoria en la que el equipo que gane dos accederá a semifinales.

Natxo contra Sergio

Es cierto que el Leyma, desde que ascendió a LEB Oro, nunca ha ganado al Oviedo en su cancha. Es cierto que el triunfo logrado como local ante los asturianos en la primera fase en el último partido del 2020 fue un milagro navideño —el equipo perdía de siete a 50 segundos del final—. Pero también es cierto que la estadística está para romperla. Que nunca se haya ganado no quiere decir que esta vez se vaya a perder. Desde luego, nunca el equipo coruñés estuvo tan preparado para afrontar las eliminatorias con garantías. Y, además, Sergio García, sabe lo que es cargarse al Oviedo en el play-off. El primer encuentro será también un reencuentro. El de Natxo Lezcano, técnico del Oviedo, con el donostiarra, que fue su ayudante durante la etapa de ambos en Palencia. En la confección de sus respectivas plantillas, es fácil hallar nexos en común. Oviedo y Leyma son, probablemente, dos de las plantillas más físicas de la Liga. El cuerpo a cuerpo promete en una contienda en la que los ejércitos están por encima de los guerreros. «Conozco a Natxo y sé que su filosofía durante todo el año ha sido de grupo, de saber que lo más importante es el equipo, y estoy seguro que así lo seguirá haciendo», pronosticó Sergio García este jueves en los micrófonos de Radio Voz.