El Barça blinda a Nico González: 500 millones de cláusula de rescisión

DEPORTES

PACO LARGO

El coruñés está próximo a firmar su renovación por tres años, que le garantizará dinámica de primer equipo

12 may 2021 . Actualizado a las 14:44 h.

Nico González nunca olvidará el 2021. El año en el que explotó en el filial del Barcelona y que le garantizará la próxima temporada vestir la camiseta del primer equipo. Su sensacional temporada, que lo convirtió en objeto de deseo de clubes de las principales Ligas del mundo, le ha permitido también escalar puestos en el suyo. Hace meses que ha entrado en la nómina de canteranos que suben a entrenarse, con cierta frecuencia, con Koeman (uno de sus principales valedores). En la Ciudad Condal lo consideran el relevo natural de Sergio Busquets y por este motivo le han ofrecido un contrato a su altura. Tres años, una importante remuneración económica, bonus y dinámica garantizada de primer equipo. Esto es, hacer la pretemporada a las órdenes de Koeman, entrenarse a diario y disputar amistosos. A cambio, un blindaje en forma de cláusula de rescisión, que se elevará desde los 6 a los 500 millones de euros.

Aunque el acuerdo no está cerrado, las partes están próximas en sus planteamientos y, si nada se tuerce, en breve podría ser anunciada la firma del mismo.

De esta manera, con solo 19 años, el hijo de Fran firmará su primer contrato cien por cien profesional. Seguirá teniendo ficha del filial barcelonista para poder, de esta manera, alternar su presencia en el primer equipo con el segundo. Pero son muchas las voces dentro del club que consideran que no sería descabellado que en la confección de la primera plantilla, Busquets y Nico fueran los dos futbolistas elegidos para actuar de 6 en las diferentes competiciones que dispute el Fútbol Club Barcelona.

Ronald Koeman al ver jugar a Nico González, el hijo de Fran: «¿Quién es el rubio ese?»

Alexandre Centeno

El inicio de la pretemporada del Barça B estaba programado con un partido contra el Santfeliuenc. Sin embargo, un brote de covid-19 en este equipo de la Tercera catalana provocó la suspensión del encuentro. Los técnicos decidieron entonces montar una pachanguita entre los futbolistas del filial y algunos juveniles. Aquel entrenamiento contó con un inesperado espectador: Ronald Koeman.

Llevaban transcurridos pocos minutos del partidillo cuando el técnico comentó entre los que lo rodeaban: «¿Quién es el rubio ese?». Se refería al mediocentro de uno de los equipos. La pregunta tuvo una rápida respuesta por parte del delegado del filial: «Es Nico González, juvenil, el hijo de Fran». Casi sin darle tiempo a finalizar, Koeman repreguntó: «¿El hijo de Fran el del Dépor?». Desde aquel día de principios de septiembre, al entrenador neerlandés no se le borró de la cabeza ni el nombre de Nico, ni su compostura.

Seguir leyendo