El Giro: más pájaras, etapas más largas, más frío y más épica

Samuel Blanco

DEPORTES

07 may 2021 . Actualizado a las 10:20 h.

El Giro siempre es una carrera más selectiva que el Tour. No suele decidir tanto en un minuto o dos, suelen ser diferencias más grandes y por eso es más atractiva. Hay más pájaras, son etapas mucho más largas, mucho más duras, hace más frío y todo eso hace que la carrera sea más atractiva. Las jornadas más épicas del ciclismo se dan en el Giro, no en el Tour o en la Vuelta.

En cuanto a la terna de favoritos, Evenepoel es, por talento, un candidato claro. O no, porque lleva mucho tiempo parado y no sabes cómo va a responder después de tanto tiempo. Piernas tiene para estar delante. También para ganarlo si es que después de aquel terrible accidente de Lombardía está en buen estado.

Yendo a las grandes potencias, está claro que el Jumbo-Visma se ha decidido por ir a por el Tour este año. Eso deja el camino libre al Ineos para repetir victoria. El equipo llega en un estado espectacular, haciendo como mínimo, podio allá a donde ha ido. Bernal se puede aprovechar de eso y de tener que enfrentarse a otros aspirantes un punto menos fuertes que los que estarán en Francia. Es un candidato bastante claro.

En cuanto a las bazas españolas, hay que recordar que al mejor Landa se le ha visto en el Giro, con aquella etapa luchando junto a Contador en el Mortirolo en el 2015. El vasco es muy buen corredor, pero quizás le falte algo. Es, fácilmente, uno de los cinco o diez mejores ciclistas de la carrera, pero tiene carencias contra el reloj. Y hay otros que son capaces de subir como él. Eso marca la diferencia en una gran vuelta. Ahora bien, está claro que es el tipo de deportista que anima al espectador a vivir el ciclismo. Ataca desde lejos y le da igual ganar o perder y eso engancha.

A Marc Soler se le lleva tiempo exigiendo esa regularidad necesaria en las grandes vueltas, donde no se puede tener días malos. De momento no lo ha conseguido. Siempre ha perdido tiempo en los primeros días o le ha pasado algo. Creo que es más una cuestión física que de mala suerte, que no llegó a rendir al nivel que esperaba pese a que ha tenido días buenos ganando etapas, por ejemplo, en la Vuelta. Pero está claro que Movistar ha confiado en él como jefe de filas en Italia

El Giro es la primera grande del año. Puede que la más dura y también la más atractiva. Conviene no despreciarla. Muchos se acordarán de las carreteras italianas si finalmente no consiguen ganar en París.