Sanidad no ve «aconsejable» la vuelta del público a los estadios esta temporada

La ministra, Carolina Darias, considera que la situación epidemiológica de las comunidades es diferente


colpisa

Nuevo varapalo para Javier Tebas, presidente de LaLiga, y los clubes profesionales, en su firme deseo de poder terminar el curso con espectadores en los estadios de Primera y Segunda División para ir preparando así la próxima temporada, dar cierta sensación de vuelta a la normalidad y potenciar la competición y hasta la marca España en el ámbito internacional. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha afirmado este lunes que «no es aconsejable» el retorno de público a los estadios del fútbol profesional, ni a los partidos de la ACB de basket, en lo que queda de temporada. «La situación de la pandemia es muy variable entre comunidades autónomas y es una medida (la presencia de público) que no sería recomendable en el conjunto del país», ha remarcado.

Unas manifestaciones de Darias en la misma línea de las que realizó la semana pasada el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, quien echó un jarro de agua fría sobre dirigentes, jugadores, técnicos y aficionados al anticipar que, por el momento, no se contemplaba la vuelta de público a los estadios hasta que la situación de la pandemia lo permitiera sin asumir riesgos. Existe indignación en LaLiga ante esta postura del Gobierno. Los clubes se sienten perjudicados y agraviados con respecto a otros deportes no profesionales, al fútbol base y hasta los toros, donde sí se permite el acceso de los aficionados a los recintos cuando en teoría hay muchos menos medios para garantizar la seguridad y la debida separación en las gradas de los asistentes.

Desde la patronal de clubes deslizaron la semana pasada que habría público en las cuatro últimas jornadas de Liga, es decir, a partir del próximo fin de semana, con esos apasionantes duelos Barça-Atlético y Real Madrid-Sevilla que pueden decidir el título. En el peor de los casos, matizaron que se permitiría la entrada de hinchas en las dos últimas jornadas del campeonato.

Se pusieron incluso cifras al supuesto acuerdo que al final no ha existido: hasta un 20% del aforo de los estadios, sin superar nunca el número de 5.000 espectadores. Entendieron que sería una medida excelente para vender al exterior una buena imagen de país, animar al turismo internacional de cara a la campaña de verano e ir perfilando la próxima temporada.

Este mismo lunes, tras conocer las manifestaciones de la ministra, LaLiga hizo público un comunicado en el que insiste en sus argumentos y solicita «la vuelta al público, según la situación sanitaria de cada comunidad autónoma, relegando sobre ellas la decisión final y respetando todas las medidas oportunas, al igual que está ocurriendo hasta el momento con diversos espectáculos deportivos y de cualquier otra índole».

Recuerda el organismo que preside Tebas que la solicitud de la vuelta del público a los estadios ha sido aprobada por unanimidad por la comisión delegada de LaLiga, compuesta por 14 de los 42 clubes que la forman, incluso teniendo en cuenta y siendo conscientes de que habría clubes que podrían no tener público, si así lo requiriese su comunidad autónoma. Los clubes consideran, además, que esta situación «no afecta a la integridad de la competición».

«Discriminatoria e incoherente»

LaLiga va a intentar que se reconsidere esta decisión de forma urgente y ha convocado una reunión con la liga profesional de baloncesto, la ACB, que es la otra gran perjudicada por esta medida que consideran «discriminatoria e incoherente». Fuentes de LaLiga consideran incluso que se trata en el fondo de un asunto político, debido a las enormes divergencias entre Javier Tebas, que jamás ha escondido sus ideas próximas a los postulados de derechas, y el Gobierno socialista. Esas mismas fuentes sostienen que también subyace el deseo de que la primera en llevar público a los estadios profesionales sea la Federación Española de Fútbol que preside Luis Rubiales, más afín al Ejecutivo.

Salvo que la situación de la pandemia gire de nuevo a peor y Sanidad tenga que tomar cartas en el asunto, sí está garantizada ante la UEFA la presencia de seguidores en los tres partidos de la Eurocopa que España jugará en la primera fase ante Suecia, Polonia y Eslovaquia los días 14, 19 y 23 de junio, respectivamente, en La Cartuja de Sevilla. La FEF confía incluso en que ya pueda haber afición en los amistosos previos de los días 4 y 8 de junio ante Portugal y Lituania en recintos de Madrid aún por determinar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sanidad no ve «aconsejable» la vuelta del público a los estadios esta temporada