El torneo de Madrid estrenará un ojo de halcón terrestre

Enric Gardiner COLPISA

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

Llamado tecnología Foxtenn, un sistema de cámaras determinará el bote exacto de la pelota en la arcilla sin necesidad de la comprobación del juez de silla

02 may 2021 . Actualizado a las 17:46 h.

Las clásicas comprobaciones del juez de silla, bajando a la pista para inspeccionar si la pelota ha botado dentro o fuera en tierra batida, han llegado a su fin. Al menos en Madrid y en la pista central Manolo Santana, donde durante el torneo imperará la tecnología Foxtenn, por la que un sistema de cámaras determinará el bote exacto de la pelota en la arcilla. Se acabará así con las controversias sobre si la bola toca o no la línea y las discusiones entre tenista y árbitro. Cuarenta cámaras situadas a ras de suelo y que trabajan a hasta 3.000 imágenes por segundo -el ojo de halcón utiliza 150- tendrán la culpa de ello.

Madrid se convierte en el primer Masters 1.000 en utilizar esta tecnología -el torneo femenino también lo usará- y permitirá a los jugadores tener un número ilimitado de reclamaciones, que serán mostradas en las pantallas del estadio como se haría con el ojo de halcón.

Foxtenn, cuya base de operaciones se encuentra en Barcelona, es una tecnología que se utilizó por primera vez en el torneo de Río de Janeiro en el 2020 y que ha ido ganando presencia debido a la supresión temporal de los jueces de línea en los torneos por los protocolos del covid. En la actualidad está presente en más de 30 torneos ATP, WTA e ITF. La próxima gran cita en la que operará serán las finales de la Billie Jean King Cup, antigua Copa Federación, que se disputarán en Budapest (Hungría) sobre arcilla.