Koeman se acuerda del penalti de Djukic antes del duelo decisivo ante el Granada

La Voz

DEPORTES

FCB

El entrenador quiere pasar al Atlético en la tabla y no depender de la suerte que tuvo en aquella Liga en la que él era jugador

28 abr 2021 . Actualizado a las 19:09 h.

El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, ha reconocido este miércoles que prefiere ir primero en la tabla de LaLiga Santander y, en caso de ganar el jueves al Granada en partido aplazado, serían líderes de nuevo tras muchos meses de persecución, algo que no llegaría «pronto» para el neerlandés.

«Para mí nunca es pronto para ponerse líderes, para mí el día que vas primero, es mejor. Los demás tendrán que luchar para pasarte en la tabla. Si tenemos la suerte que tuvimos en esos dos campeonatos (dos Ligas ganadas en el último momento cuando era jugador), seguramente vamos a ser campeones», opinó en rueda de prensa.

No quiere necesitar esa suerte que tuvo el 'Dream Team' con las ligas ganadas en la última jornada al Madrid con ayuda del Tenerife o la que el cuadro culé arrebató al Deportivo con el famoso penalti de Djukic. «Estamos fuertes. Hemos pasado momentos difíciles, hemos remontado partidos importantes, la trayectoria en la Copa habla por sí misma. Nos faltan cinco o seis partidos», señaló.

«Es importante ganar, estamos en un momento que sabemos que podemos ser líderes. Puede ser un premio, pero primero tenemos que ganar. Si miras atrás, es una situación inesperada desde que tuvimos muchos puntos de diferencia por detrás», reconoció el técnico, dando mérito a la remontada protagonizada, aunque está por culminar.

«Es algo grande que hemos logrado, luchar por ganar la Liga. Mañana ganar serviría para ser líderes. Hace tiempo que no teníamos otro remedio que ganar cada partido para luchar por ganar la Liga. Nos falta mucho todavía, pero tenemos oportunidad de ser líderes», reiteró.

Además, no cree que tengan ahora más presión que antes. «Llevamos un tiempo de alta presión, de no poder fallar porque necesitamos los puntos, como los necesitamos mañana. No es un partido más importante que los últimos jugados o que los que nos quedan. Es una lucha entre cuatro y quien gane deberá ganar casi todo», apeló.

En cuanto al cambio de opinión respecto al 'no nos da para ganar' de hace meses, explicó que se debe a varios factores. «De los últimos 17 partidos tenemos 15 victorias. Es algo impresionante. Ha tenido que ser así, si no, no podríamos haber logrado el poder luchar por el campeonato. También necesitas que el resto de partidos no ganen sus partidos. Pero el equipo ha cogido las riendas, está confiado y la efectividad ha subido, y así somos capaces de lograr el máximo», aseguró.

También celebró tener «líderes en el vestuario», gente muy experimentada que han vivido partidos como los de mañana «muchas veces». «No he visto a los jugadores como si el trabajo estuviera hecho, les veo concentrados. Puede que para mucha gente seamos ahora favoritos, pero nosotros no pensamos así», aseguró.