La Superliga, el megaproyecto que nació muerto

Ignacio Tylko COLPISA

DEPORTES

DPA vía Europa Press

Anunciada por 12 colosos liderados por Florentino Pérez para cambiar el orden establecido, ha derivado en un ridículo histórico

21 abr 2021 . Actualizado a las 17:50 h.

El megaproyecto que se gestó durante seis años y amenazaba con dar un vuelco al orden establecido del fútbol europeo ha muerto con apenas dos días de vida. La Superliga anunciada el lunes a bombo y platillo por doce clubes europeos poderosos, presididos por Florentino Pérez, ha derivado en un ridículo histórico que celebran aficionados, jugadores, entrenadores, federaciones, ligas nacionales, gobiernos y hasta la Unión Europea. Andrea Agnelli, mandamás de la Juventus, dueño de la Fiat y brazo derecho del alto dirigente del Real Madrid en la Superliga, certificó oficiosamente la defunción del proyecto tras la retirada en bloque de los seis equipos ingleses. «Para ser franco y honesto, evidentemente no se puede hacer un torneo con solo seis equipos», afirmó a Reuters.

A esas horas, todavía no habían renunciado el Atlético de Madrid, Inter, Milan y la propia Juventus, que se apearon del tren este miércoles por la mañana. La postura del máximo dirigente de la 'vecchia signora' giró 180º después de reiterar en La Reppublica la intención de seguir adelante con el plan pese a las dificultades. «Hay un pacto de sangre. El proyecto tiene un cien por cien de probabilidad de éxito, es perfectamente legal.

Estamos ejerciendo una libertad prevista en el Tratado de la Unión Europeo». En un vuelco de los acontecimientos tan dramático como fue su entrada en escena, esta competición privada imaginada por grandes clubes disidentes para suplantar a la Liga de Campeones, que en 1992 sustituyó a su vez a la Copa de Europa, se ha visto despojada por completo de contenido tras la retirada sucesiva de sus fundadores.