¿Qué es la Superliga y qué va a suponer para el fútbol europeo?

Quieren ponerla en marcha «lo antes posible» a pesar de la amenaza de UEFA


Redacción

El fútbol europeo, tal y como se conoce hoy en día, está amenazado. Doce grandes clubes europeos han anunciado la creación de una Superliga privada, que comenzaría «lo antes posible». Y lo hacen a pesar de la amenaza de la UEFA de tomar represalias contra ellos si siguen adelante.

¿Quiénes anuncian la creación de la Superliga?

Son tres italianos (Milan, Inter y Juve), tres españoles (Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid) y seis ingleses (Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United, y Tottenham). Además, en el comunicado firmado por estos doce clubes, se anuncia que «se invitará a otros tres para que puedan unirse antes de la temporada inaugural que empezará lo antes posible». Algunos medios apuntan a que estos equipos podrían ser el París Saint Germain y el Lyon, de Francia, y el Bayern de Múnich, de Alemania.

¿Cómo sería esa Superliga privada?

En el comunicado, los grandes del fútbol europeo anuncian que en el futuro esperan configurar una competición en la que «participarán 20 clubes, los 15 fundadores y otros cinco equipos adicionales que se clasificarán anualmente sobre la base del rendimiento de la temporada anterior». «Todos los partidos se jugarán entre semana, todos los clubes seguirán compitiendo en sus respectivas ligas nacionales, preservando así el calendario tradicional que está en el centro de la vida de los clubes. La temporada comenzará en agosto con la participación de los clubes en dos grupos de diez, que jugarán partidos de ida y vuelta; los tres primeros de cada grupo se clasificarán automáticamente para los cuartos de final. Los equipos que terminen en cuarta y quinta posición jugarán un play off adicional a doble partido. Posteriormente se jugarán play offs de doble partido a partir de cuartos para llegar a la final, que se disputará a partido único, a finales de mayo, en una sede neutral», señalan.

«Este nuevo torneo anual proporcionará un crecimiento económico significativamente mayor, lo que permitirá apoyar al fútbol europeo a través de un compromiso a largo plazo, de que las aportaciones a la solidaridad, crezcan en línea con los ingresos de la nueva liga europea. Los pagos de solidaridad serán mayores que los actualmente generados por el sistema europeo de competición y se prevé que superen los 10 000 millones de euros a lo largo del periodo de compromiso de los clubes. Por otra parte, la nueva competición se construirá con criterios financieros de sostenibilidad, ya que todos los clubes fundadores se comprometen a adoptar un marco de gasto. A cambio de su compromiso, los clubes fundadores recibirán, en conjunto, un pago de una sola vez de 3.500 millones de euros dedicado únicamente a acometer planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia del covid», apostillan.

¿Quiénes son los cabecillas?

Juventus, Real Madrid y Manchester United. De hecho, Florentino Pérez ha sido nombrado presidente de esta Superliga. «Nuestros 12 clubes fundadores representan miles de millones de aficionados en todo el mundo. Nos hemos unido en este momento crítico, para que la competición europea se transforme, dando al deporte que amamos unos fundamentos que sean sostenibles para el futuro, aumentando sustancialmente la solidaridad, y dando a los aficionados y a los jugadores amateurs un sueño y unos partidos de máxima calidad que alimentarán su pasión por el fútbol», dice Andrea Agnelli, presidente de la Juve y vicepresidente de la Superliga..

¿Lo permitirá la UEFA?

La UEFA reiteró ayer que excluirá a los clubes que participen en una Superliga privada. «Como fue anunciado anteriormente por la FIFA (...) los clubes concernidos se verían vetados para participar en toda otra competición a nivel nacional, europeo o mundial, y sus jugadores podrían ver negada la posibilidad de representar a sus selecciones nacionales». La UEFA y la FIFA ya se mostraron firmes en enero ante un rumor similar alrededor del impulso a una competición continental que pivotaría bajo dos premisas: una mayoría de clubes tendrían acceso libre por su estatus de audiencias televisivas y los encuentros tendrían preferencia para disputarse los fines de semana si así lo quisiesen.

La exclusión con la que amenaza la UEFA tendría importantísimas consecuencias, ya que los clubes que teóricamente participarían en esa Superliga cerrada están llenos de estrellas internacionales, para las que verse privados de sus selecciones supondría un duro golpe. Quedaría por ver si una medida así se ajustaría al Derecho europeo en materia de competencia, lo que hace presagiar una batalla jurídica si no hay acuerdo antes.

La UEFA y las grandes ligas amenazan con expulsar a los equipos que jueguen la Superliga y a sus jugadores

Duro comunicado de los estamentos rectores del fútbol europeo y nacional, que avisan a los futbolistas que no podían jugar con la selección de participar en el nuevo torneo

La UEFA, la Federación Inglesa de Fútbol y la Premier League, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga, y la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A «han sabido que algunos clubes ingleses, españoles e italianos pueden estar planeando anunciar su creación de una llamada Superliga cerrada», exolican las instituciones a través de un comunicado difundido este domingo.

«Si esto sucediera, deseamos reiterar que nosotros, la UEFA, la FA inglesa, RFEF, FIGC, la Premier League, LaLiga, Lega Serie A, pero también la FIFA y todas nuestras federaciones miembro, seguiremos unidos en nuestros esfuerzos para detener Este cínico proyecto, un proyecto que se fundamenta en el interés propio de unos pocos clubes en un momento en el que la sociedad necesita más que nunca la solidaridad», agregan.

La UE advierte que utllizará «todas las medidas a nuestro alcance, a todos los niveles, tanto judiciales como deportivos, para evitar que esto suceda». «El fútbol se basa en las competiciones abiertas y el mérito deportivo; no puede ser de otra manera», apostilla.

«Como ya anunciaron la FIFA y las seis federaciones, los clubes en cuestión no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional, europeo o mundial, y sus jugadores podrían verse privados de la oportunidad de representar a sus selecciones nacionales», señalan. «Agradecemos a los clubes de otros países, especialmente a los clubes francés y alemán, que se han negado a inscribirse. Hacemos un llamado a todos los amantes del fútbol, seguidores y políticos, a que se unan a nosotros en la lucha contra este proyecto si se anunciara. Este persistente interés propio de unos pocos ha estado ocurriendo durante demasiado tiempo. Suficiente es suficiente», finalizan las citadas instituciones.

La UEFA anuncia la remodelación de la Champions, que tendrá 36 equipos

Óscar Bellot
El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin
El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin

A partir de 2024 desaparecerá la fase de grupos y habrá una liguilla en la que cada participante jugará al menos diez partidos para llegar a las eliminatorias

Sacudida por la convulsión generada por el anuncio de la creación de una Superliga semicerrada que agrupará a buena parte de las grandes potencias del continente, la UEFA aprobó este lunes por unanimidad la reforma de la Liga de Campeones a partir del año 2024, con el objetivo de hacer más atractiva una competición que se ve seriamente amenazada ahora por ese nuevo torneo que ha desatado la ira de la institución que gobierna el fútbol europeo y de muchas otras.

«El Comité Ejecutivo (de la UEFA) aprobó el formato» de la futura Champions League, que tendrá un mini-campeonato en lugar de la fase de grupos, anunció el secretario general adjunto, Giorgio Marchetti, en una conferencia de prensa tras la reunión de la organización en Montreux (Suiza).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

¿Qué es la Superliga y qué va a suponer para el fútbol europeo?