Marcos Llorente, el «todocampista» que sirve también como delantero

El madrileño, que ejerció de mediocentro y como interior, suplirá las ausencias del Atlético en ataque y acompañará a Correa ante el Eibar


Con las ausencias de Luis Suárez y Joao Félix, es más que probable que a Marcos Llorente (Madrid, 1995) le toque acompañar a Correa como referencia en el ataque del Atlético. No será la primera vez. Ausente por acumulación de amonestaciones en Heliópolis la pasada jornada —en el único partido de esta Liga del que no participó— Llorente ha transitado esta temporada por toda la zona ancha ofensiva. Fue el compañero de Koke en la medular en 19 encuentros. Marcó en ellos cinco goles y sirvió otras tantas asistencias.

Simeone lo reclutó como interior. Fue lateral ocasional y también delantero. En total, Llorente suma en la competición doméstica nueve dianas y ocho servicios de gol. Su ubicación sobre el césped se ha convertido en un bendito problema para el Cholo.

«Llegó al club, no entraba en el equipo, no entraba ni en el banquillo, siguió entrenando, tuvo esa voluntad para saltar todo lo que quieras saltar y lo logró. Está en un momento impresionante para el Atlético y seguramente para la selección española», le dedicó el técnico argentino.

«De interior aporto más»

Llorente debutó con el combinado nacional el pasado noviembre ante los Países Bajos. «Cuando hablé con él le preguntaré dónde está más cómodo», respondió Luis Enrique, requerido por la plaza que le reservaba. Llorente le contestó unos meses después, cuestionado por su versatilidad en los dibujos del Cholo: «Yo creo que en la posición de interior es en la que más aporto, pero lo que quiero es ayudar». Hoy le tocará acto de servicio.

Llorente le ha devuelto las flores a Simeone: «Está sacando cosas de mí que ni yo mismo me imaginaba que tenía». Pero no ha sido un tránsito sencillo. Hasta la famosa noche de Anfield, apenas contaba con él. Llegó en junio del 2019, previo pago de 40 millones al eterno rival. Le costó adaptarse a la exigencia física del Cholo. «Las primeras dos semanas no se me van a olvidar nunca, fue una salvajada. Mientras corríamos insultábamos a Simeone, desde el primero al último, el que diga que es mentira, miente», contó en una entrevista con el streamer Ibai Llanos.

Llorente tiene ante sí la oportunidad de ganar su primera Liga —sumó una Champions y una Supercopa en el Madrid— con sus ex como principales competidores y una espina en la buchaca: «Zidane me dijo que debía irme y eso hice».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marcos Llorente, el «todocampista» que sirve también como delantero