El Lugo, cada vez más cerca de decir adiós a Segunda

Inofensivo en la primera mitad, el equipo rojiblanco regaló dos penaltis al Alcorcón después de empatar y cuando mejor jugaba


 LUGO: Ander Cantero, Campabadal (Manu Barreiro, min 67), Venancio, Diego Alende, Luis Ruiz (Christian Herrera, min 46), Carlos Pita, Fernando Seoane (Borja Domínguez, min 75), Juanpe, El Hacen (Appiah, min 46), Hugo Rama y Carrillo (Chris Ramos, min 67)

ALCORCÓN: Dani Jiménez, Víctor García, David Fernández, José León, Dani Ojeda (Ernesto, minn 73), Bellvís, Aguilera, Nwakali (Juanma, min 88), Óscar Arribas (Castro, min 73), Xisco Jiménez (Barbero, min 58) y Marc Gual (Guito, min 88).

GOLES: 0-1, min 21: Dani Ojeda. 1-1, min 49: Herrera. 1-2, min 71: Dani Ojeda. 1-3, min 82: Nwakali, de penalti.

ÁRBITRO: Vicandi Garrido, del comité vasco. Expulsó al fisio del Lugo en la primera mitad.

Si no lo remedia con un golpe brusco de timón, que a día de hoy parece imposible, el rumbo que ha tomado el Lugo lo llevará a la categoría inferior. Su situación se vuelve más crítica en cada partido y el equipo no da señales de poder cambiar de dirección. Ante el Alcorcón desperdició otra buena oportunidad para aplacar su angustia y ganar cierto desahogo en la clasificación. Regaló la primera mitad y lo pagó con una dolorosa derrota.

Luis César ya había adelantado la víspera del duelo que introduciría «cosas diferentes» para armar un bloque más compacto. Era muy necesario tapar grietas y optó por un esquema con tres centrales, con Pita junto a Alende y Venancio, dos hombres de largo recorrido en los costados (Campabadal y Luis Ruiz) y tres volantes con una inagotable capacidad física (Seoane, Juanpe y El Hacen), con Hugo Rama con libertad de movimientos y Carrillo en la punta de lanza. El experimento prometía, pero fracasó. Los réditos fueron nulos tanto defensiva como ofensivamente. Pese a la acumulación de hombres por detrás del cuero, el Alcorcón aparecía con frecuencia por las proximidades del área local y fruto de su insistencia tomó ventaja en el marcador en una rápida transición en la que Marc Gual centró desde la derecha y Dani Ojeda remató en el segundo palo sin oposición. Un serio ataque a la línea de flotación del Lugo, que no era capaz de sacudirse el dominio ni de poner en aprietos a Dani Jiménez. Su bagaje ofensivo fue irrisorio: un chut lejano del central Venancio y otro remate con intención del lateral zurdo Luis Ruiz. Para entonces, el míster local ya se había percatado de que el plan no funcionaba y en la banda se preparaban Marcelo Djaló, Cristian Herrera y Chris Ramos. Al descanso, el descalabro aún podría haber sido mayor puesto que Cantero evitó el segundo del Alcorcón con una espectacular estirada en un duro disparo de Dani Ojeda.

El Lugo volvió del reposo con otro dibujo (1-4-2-3-1) y más dinamita con el ingreso de Cristian Herrera y Arvin Appiah. Un plan más convincente que enseguida dio resultado. Juanpe filtró un pase perfecto para Carrillo, que vio la progresión de Herrera por la derecha y el tinerfeño no perdonó. Los rojiblancos emergieron, ya conseguían avanzar con combinaciones y el Alcorcón consumía muchos más esfuerzos en salvaguardar su meta. Pero los caprichos del fútbol volvieron a castigar a los de casa. Cuando más méritos hacían, Juanpe empañó su actuación con un innecesario penalti, Cantero detuvo el lanzamiento de Ojeda, pero el rechace le cayó al propio Ojeda y no perdonó. Otro penalti, este de Chris Ramos sobre Ernesto y ratificado por el VAR, acabó por hundir de manera definitiva al Lugo, ya sin tiempo y sin moral para buscar un milagro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Lugo, cada vez más cerca de decir adiós a Segunda