Imanol: «La presidenta tiene razones para estar algo desilusionada porque la permanencia no era el objetivo»

Nieves D. Amil
NIeves D. Amil PONTEVEDRA / LA VOZ

DEPORTES

Martina Miser

El jugador del Pontevdra CF descarta hablar sobre su futuro hasta que acbe la liga y se sepan las «ilusiones» de cara al nuevo año

14 abr 2021 . Actualizado a las 18:01 h.

La presidenta del Pontevedra CF reconoció la pasada semana en la Diputación que está desilusionada con la trayectoria del equipo y pidió a los jugadores un último arreón «por la afición, el club y quien los trajo aquí». Tras el empate en Gijón y a las puertas de recibir al Lealtad, el mediocentro granate Imanol reconoce que «las palabras de la presidenta son comprensibles, ella es la máxima interesada y la que más sufre por nosotros y eso también nos lo ha dicho en persona. Tiene razones para estar algo desilusionada porque no era el objetivo del inicio, pero ya no hay marcha atrás y hay que pensar en el futuro y en acabar bien este mes y medio». Imanol recibió ayer el premio Estrella Galicia al mejor jugador del mes en un momento en el que el Pontevedra CF no está para muchas alegrías. A pesar de que es líder en el grupo por la permanencia, sus aspiraciones eran las de meterse en la batalla por el ascenso. Con esa intención se diseñó el equipo el pasado verano. La presidenta granate, Lupe Murillo, así lo reconoció en la junta de accionistas del pasado lunes cuando algunos de los asistentes le pidió hacer autocrítica en el plano deportivo.

Pese a ello, recalcó que hay que seguir defendiendo que «no somos lo peor». Imanol se sumaba a esta esperanza para afrontar la recta final del campeonato. «En el vestuario se plantea como hasta ahora, tratar de ganar y salvar esta Segunda B y dejar la frustración que hemos podido tener en algunos partido y mantenernos», explica el jugador vasco, que asegura que «estamos trabajando en soltar la presión que hasta ahora nos ha tenido un poco cohibidos y a partir de ahí luchar para que salgan los buenos resultados». Tras el partido contra el Covadonga, Luisito afirmaba que si por la plantilla fuese la liga podía acabar ahora. Imanol no es tan drástico, pero apuntala la idea colectiva de que nunca pensaron que pudiesen estar a estas alturas peleando por no caer del pozo. «Al final, cuando tu ilusión y el equipo está hecho para luchar por los puestos de más arriba siempre cuesta recibir un golpe de realidad y luchar por otra cosa, pero igualmente, debemos de ser fuertes», explica el jugador vasco, que como el resto de la plantilla no esperaban encontrarse en esta tesitura a estas alturas.