Ganar un grande antes de que la presión sea una carga

Manuel Piñero

DEPORTES

ERIK S. LESSER | EFE

Rahm tiene todo para lograr el Masters, pero las expectativas que generó pueden volverse en su contra si no logra pronto un «major»

07 abr 2021 . Actualizado a las 22:10 h.

España afronta el Masters desde este viernes (Movistar Golf, 21.00) con dos claros aspirantes a la victoria, Jon Rahm y Sergio García, y con una leyenda cuya sola presencia en Augusta vale la pena, Chema Olazábal, para el que jugar el fin de semana sería un premio a sus 55 años. Para un país como el nuestro, llegar así al primer grand slam del año resulta importantísimo.

Rahm, que ya ha sido número uno del mundo, mantiene una regularidad extraordinaria. Tanto semana tras semana como en sus participaciones en el Masters. Aunque arranque algún campeonato de manera irregular, reacciona a tiempo para llegar al domingo con opciones. Pero las expectativas que generó su increíble talento pueden volverse en su contra. Lo tiene todo para ganar en Augusta, y creo que necesita ganar un grand slam en el plazo de dos años para que la presión no pueda pesar sobre sus hombros. Si no sucede, empezará a sentir continuamente los comentarios sobre esa ausencia de majors pese a su incuestionable calidad.

El caso de Sergio García

Con 26 años es aún pronto para que se le exija ese grand slam, pero si no lo logra, no tardará mucho en escuchar ese comentario. Acaba de ser padre de una niña y esperemos que llegue con una chaqueta verde bajo el brazo.