Aranburu se exhibe y Roglic retiene el liderato de la Vuelta al País Vasco

El corredor vasco, feliz de lograr su primera etapa en un WorldTour, se queda a cinco segundos del esloveno en la general


Agencias

El español Alex Aranburu (Astana) se ha impuesto en solitario en el segunda etapa de la Itzulia Basque Country, de 154,8 kilómetros entre Zalla y Sestao, en cuyo tramo final se exhibió el guipuzcoano y tras la cual el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) mantiene el liderato.

Aunque le ha costado al ganador de este lunes y de las Vueltas 2019 y 2020 aguantar del maillot amarillo porque Aranburu, que atacó a 10 km de meta, llegó a superar el medio minuto de ventaja sobre el pelotón y era líder virtual a solo 500 metros de la meta.

La fiesta del Astana la continuó el también vasco Omar Fraile, quien lanzó el ataque de su compañero y además fue segundo en la llegada liderando el pelotón de los mejores por delante del otro gran favorito a la victoria, el también esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates), a 15 segundos de vencedor.

En la general, Roglic aventaja en solo 5 segundos a Aranburu y 6 sobre un Brandon McNulty (UAE) que perdió 4 segundos en meta. Los cuatro segundos de bonificación que ganó su líder Pogacar sobre Roglic al ser tercero en la llegada.

Lo de enjundia de esta segunda etapa de la Itzulia 2021 empezó a escribirse en la subida a La Asturiana (2ª), donde fue cazada la escapada del día y donde un ataque del francés David Gaudu (Groupama) abrió las hostilidades.

Le cogió rueda Pogacar, que quería enjugar los 28 segundos que perdió el lunes en la crono de Bilbao y ambos cogieron unos segundos en cabeza. Les atrapó el grupo y fue el alemán Maximilian Schachmann el que cogió el relevo y con él se llevó al líder Roglic, al colombiano Sergio Higuita y al lugarteniente de Pogacar, Mcnulty.

Superado el alto tras una subida en la que se cayó el ecuatoriano Richard Carapaz, que se recuperó pero perdió tiempo en meta, y también un descenso complicado tomaron las riendas del grupo el Astana y Fraile, de la zona y buen conocedor del terreno.

Atacó Fraile, le cazaron y, apenas cien metros después repitió Aranburu, al que ya no vieron sus rivales hasta la meta. Le costó al vencedor el repecho final de la cuesta de Galindo, que arranca al 13 por ciento de desnivel, pero reguló y ganó.

Y en la meta, al lado del campo de Las Llanas, Fraile impuso su velocidad en el grupo de los elegidos. Entre ellos, Pogacar fue tercero y sumó 4 segundos de bonificación, Roglic y Mikel Landa (Bahrain), entre otros.

La jornada, con lluvia hasta poco después de comenzar y temperaturas bajas, estuvo marcada en el arranque por la pelea para coger la escapada del día, que al final lograron siete corredores.

Entre ellos los guipuzcoanos Mikel Iturria (Euskaltel-Euskadi) y Jon Irisarri (Caja Rural) y el castellonense Oscar Cabedo (Burgos BH) para demostrar que el pelotón Pro Team nacional se gana su invitación en la carretera.

Les acompañaron en la aventura el holandés Martin Tusveld y el estadounidense Kevin Vermaerke (DSM), el belga Quinten Hermans (Intermarché) y el luxemburgués Ben Gastauer (AG2R).

La fuga llegó a coger 4 minutos de ventaja, pero ya se vio que no iba a llegar a meta y fue cazada al inicio de la subida a La Asturiana, a 20 km de meta, donde hizo un último intento Cabedo ya con el Movistar, que tiraba del grupo, pisándole los talones.

La etapa de este miércoles, la tercera de la ronda vasca, será la primera de las dos con final en alto. Una jornada por tierras alavesas con salida en Amurrio, 167,7 km de recorrido y llegada explosiva en el muro de Ermualde (Primera), en Llodio. Una ascensión de 3,1 km al 11,5 por ciento y tramos al 20 en un segundo kilómetro al 15,6.

Ese final, novedoso, esta precedido además de otro muro anterior con la cima a 9 km de meta, el de Malkuartu, poco más de 2 km y picos iniciales de hasta el 14 por ciento. Antes, otros dos altos de Tercera, Altube (km.14,9) y La Tejera (km.65,9), sin demasiada trascendencia.

Una victoria muy especial en casa

«Este es mi primer triunfo en un WorldTour. Esta temporada estaba empezando bastante bien, pero me estaba costando ganar una carrera y ganar aquí, en casa y en la Itzulia, es para mi muy, muy especial», dijo Aranburu tras la etapa.

Aranburu explicó como fraguó su ataque a 10 kms. de meta, en la bajada del Alto de La Asturiana: «sabíamos que en la subida la gente se movería, pero que era muy importante también la bajada. En el último repecho Omar (Fraile, su compañero) ha intentado coger el hueco y como no le ha salido luego lo he intentado yo, he sacado un poco de hueco y ya hasta meta».

El guipuzcoano no quiso entrar en si su equipo necesitaban o no esta victoria, la primera de la temporada, pero admitió que «a todos» les «gusta ganar» carreras. «Hacer falta no sé pero a todos nos gusta. Al final en el equipo también hemos conseguido buenos resultados, tenemos unos buenos puestos este año, pero estábamos sin ganar. Una victoria siempre viene bien y encima aquí en casa es para mí muy, muy especial», se felicitó.

Ya en cuanto a su progresión de corredor rápido en pequeñas subidas a ganador y candidato en pruebas UCI WorldTour, dijo que «cada año» está «intentando mejorar en cada aspecto». «Este año he dado un saltito en las clásicas, voy con más confianza y estoy cogiendo un poquito más de experiencia, ayer me salió una buena contrarreloj y ya veremos a ver hasta donde podemos llegar», apuntó.

En ese sentido, aseguró que «nunca» se había «planteado la Itzulia para hacer una general». Pero, como admitió que «ayer» le «salió una buena crono» en Bilbao y «hoy» se ha «sentido bien» en Sestao quiere ir «día a día y a ver hasta donde se puede llegar».

«Faltan etapas muy duras, estoy bien en la general pero en el equipo tenemos gente muy buen para la general y creo que iremos día a día y a ver hasta donde llegamos», avanzó. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aranburu se exhibe y Roglic retiene el liderato de la Vuelta al País Vasco