Muguruza cede ante Andreescu y Sorribes alcanza los cuartos en Miami

Europa Press MADRID

DEPORTES

RHONA WISE

La canadiense Bianca Andreescu remontó en octavos

30 mar 2021 . Actualizado a las 11:02 h.

La tenista española Garbiñe Muguruza se ha despedido esta madrugada del torneo de Miami (Estados Unidos), de categoría WTA 1.000 y disputado sobre pista dura, después de sufrir en octavos la remontada de la canadiense Bianca Andreescu (3-6, 6-3, 6-2), en una jornada en la que Sara Sorribes sí ha avanzado a cuartos de final al derrotar a la tunecina Ons Jabeur (6-4, 0-6, 6-1). Precisamente, la castellonense, que por primera vez entrará en el 'Top 50' del ranking WTA el próximo lunes, se verá las caras con la verdugo de Muguruza en la siguiente ronda, donde buscará un histórico puesto en semifinales ante la número nueve del mundo. Aun así, Andreescu tuvo que emplearse a fondo para reaccionar al golpe inicial de Muguruza, sólida tanto en la red como en el fondo de la pista y que consiguió llevarse el primer parcial al materializar una de las dos bolas de break de las que dispuso en el octavo juego.

La tenista nacida en Caracas volvió a disponer de dos oportunidades de rotura en el comienzo de la segunda manga, pero las desaprovechó y la norteamericana olió sangre; rompió el saque de la española para adelantarse 3-1 y, aunque esta consiguió quebrarle el servicio en el séptimo juego, le contestó con un 'contrabreak' que a la postre le dio el set.

Así, todo se decidiría en el tercer parcial. Muguruza resistió a tres pelotas de quiebre en el inicio, pero no pudo hacer nada ante la cuarta, que marcó el comienzo del 4-0 con el que Andreescu arrancó el set. La diferencia resultó irremontable para la número 13 del mundo, que sucumbió tras algo menos de dos horas y cuarto de juego. De esta manera, Andreescu se verá las caras con Sorribes, que eliminó a Ons Jabeur en un partido de altibajos. De hecho, la castellonense inició la contienda perdiendo su servicio, aunque después enlazó cuatro juegos ganados consecutivos (4-1) que le permitieron llevar la iniciativa en el set inaugural. La tunecina consiguió romperle en el noveno juego, pero la número 58 del ranking WTA puso fin a la manga con otro break.