Acusan a Irene Lozano de mantener un silencio cómplice con Tebas en el caso Fuenlabrada

La Voz

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

Miguel Lorenzo, portavoz del PP en el Senado, preguntó a la presidenta del CSD por qué no aceptó la propuesta de la RFEF de ampliar la Segunda División a 24 equipos, como solicitó el Deportivo

12 mar 2021 . Actualizado a las 10:51 h.

La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, eludió responder ante la Comisión de Cultura y Deportes del Senado sobre los motivos por los que no consideró la propuesta de la Real Federación Española de Fútbol de resolver la crisis abierta tras el aplazamiento del partido entre Deportivo y Fuenlabrada con una Liga de 24 equipos en Segunda División. La cuestión se la planteó Miguel Lorenzo, portavoz del Partido Popular en la comisión, después de reformularla para que la Mesa del Senado la admitiese. «La esencia era saber el motivo por el que el CSD no aceptó la propuesta federativa de ampliación y también aclarar porqué no tuvo una actuación más activa moderando el conflicto», explicó el senador coruñés. «Lozano sigue con la política de echar balones fuera», completó.

Miguel Lorenzo hizo un recorrido, en su intervención en la Cámara Alta, a través de los acontecimientos sucedidos a partir del desplazamiento del Fuenlabrada a A Coruña tras detectarse un brote de covid 19. Recordó cómo el CSD emitió poco después de que estallase al crisis un duro comunicado en el que apuntaba a la responsabilidad de la Liga y del Fuenlabrada y se interesó respecto a que ocurrió para que esa posición no tuviese continuidad. «Tras el comunicado usted mantuvo un mes y medio de silencio, un silencio cómplice del señor Tebas», le espetó Lorenzo a la presidenta del CSD, que le replicó con descalificaciones: «Eso es falso. Tiene una imaginación muy fecunda».

Lozano se justificó con una respuesta en la que leyó unas líneas que aludían al cumplimiento de los protocolos de reanudación del fútbol profesional tras el confinamiento. «¿Usted es senador por Galicia?», inquirió a Lorenzo. «¿Por A Coruña? Cuando habla de solución razonable coincide con la geografía», replicó a las preguntas del senador sobre el desprecio a discutir la oferta federativa que aportaba una solución al conflicto, una salida que no perjudicase a equipos como el Deportivo, que no pudo defender sus opciones futbolísticas en igualdad de condiciones que sus rivales. «Las circunstancias familiares dominan toda esta situación», explicó Lorenzo, que recordó cómo el hijo del presidente de la Liga trabaja como abogado del Fuenlabrada y cómo el hijo del director general del CSD, Joaquín de Arístegui, está empleado en la organización que dirige Javier Tebas. «A la reunión final en la que el CSD tiene que actuar como árbitro y buscar una solución que no perjudicase a nadie, envían al señor Arístegui, del que no pongo en duda su honorabilidad ni digo si eso es legal o ético, pero lo que está claro es que lo estético no lo han tenido en cuenta», le apuntó el senador coruñés a Irene Lozano.