Ana Peleteiro y el gen competitivo

DEPORTES

ALEKSANDRA SZMIGIEL

La atleta gallega asalta la plata en la final de triple salto del Europeo con un brinco portentoso en el último intento y se queda a un centímetro del oro

08 mar 2021 . Actualizado a las 16:56 h.

Nunca den a Ana Peleteiro por muerta, ni cuando las molestias físicas mermen su potencial. No es un consejo, es una aseveración. En Torun, en la defensa de su título continental de triple salto conseguido dos años atrás en Escocia, no estuvo en plazas de podio hasta su último intento, pero en el momento más complicado del concurso sacó su gen competitivo, esa arma secreta que solo tienen los mejores, para volar hasta la plata con un brinco de 14,52 metros, su mejor marca de la temporada, a tan solo un centímetro del oro. Para Ana es su cuarta medalla en una gran cita internacional (tres bajo techo y una al aire libre).

Con molestias en la espalda y en los isquios, según ella misma desveló tras recoger la medalla, no comenzó el concurso nada bien para la referencia femenina del atletismo español. Peleteiro arrancó con un salto de 13,98 e hizo un nulo en el segundo intento. De hecho, en el segundo turno era una de las dos únicas saltadoras que no había superado la barrera de los 14 metros, algo que tampoco hizo en el tercero (12,08).

Pero el cuarto salto marcó un punto de inflexión en su final del Europeo. En ese turno se fue hasta los 14,34 metros, se colocó cuarta a un centímetro del bronce, y aunque en el quinto no pudo asaltar el podio, lo hizo en el salto final para desbancar a la germana Neele Eckhardt, que finalmente tuvo que conformarse con el bronce mientras la lusa Patricia Mamona se hacía con el oro por un solo centímetro.