Al Real Madrid le entra la flojera antes del derbi

Los blancos se dejan dos puntos frente a la Real Sociedad, pese a que Vinicius evitó un mal mayor casi sobre la bocina


Colpisa

 Al Real Madrid le entró la flojera en el peor momento posible. A seis días de un derbi capital para la resolución de la Liga y después de tres semanas recortando terreno al líder, el equipo de Zinedine Zidane vio frenada su racha de cinco victorias consecutivas, cuatro de ellas en el campeonato doméstico, empatando en el Alfredo Di Stéfano frente a una Real Sociedad que se está convirtiendo en una pesadilla para los blancos de un tiempo a esta parte. La temporada pasada les guillotinó en la Copa del Rey asaltando el Santiago Bernabéu y este lunes, en el Alfredo Di Stéfano, segó las esperanzas que albergaba el cuadro de Chamartín de descabalgar al Atlético del primer puesto batiéndole el domingo en el Metropolitano.

A ese enfrentamiento llegará ahora el vigente campeón de Liga contra las cuerdas y sin margen de error, a cinco puntos del cuadro de Diego Pablo Simeone y un encuentro más disputado, igualado en la tabla con un Barça que aspira también a ser alternativa al dominio colchonero, después de que los pupilos de Zidane dilapidasen una buena primera parte ante la Real Sociedad por su falta de colmillo y se viesen superados con un gol de Portu que penalizó su destemplado regreso al rectángulo de juego tras el descanso. Vinicius, casi sobre la bocina, evitó un mal mayor firmando las tablas, pero el optimismo que corría por Valdebebas queda seriamente rebajado.

Confrontó el duelo a dos equipos académicos con la pelota. Ambos la querían para construir a través de posesiones largas. Lucía un perfil ligeramente más vertical la Real Sociedad, beneficiada en el primer tramo por ciertos desajustes en la presión del cuadro local, aunque corregidos a tiempo. La profundidad de sus laterales daba mayor amplitud a los ataques del conjunto donostiarra, si bien la primera aproximación de auténtico peligro la protagonizó el Madrid. Centró Lucas Vázquez al segundo palo y remató Mariano, cuyo cabezazo tocó en Gorosabel antes de estrellarse contra el travesaño. No acertó Asensio con el rechace, como tampoco Varane en otro testarazo poco después que besó también la madera al coger demasiado arco.

Las ocasiones espolearon al Real Madrid, que dio más ritmo a la circulación y amenazó con fundamento. Lo intentó Casemiro con un latigazo desde fuera del área que cruzó en exceso. También Kroos, cegado por un zaguero después de que Isco acordase la cita del teutón con Remiro en el área chica. El malagueño apareció el once titular por segundo partido consecutivo y provocó problemas a la Real Sociedad con su juego entre líneas. Los retoques aplicados en la presión permitieron al bando de Zidane encapsular por momentos la salida del conjunto donostiarra, aunque la falta de vuelo por las bandas provocaba demasiado atasco por el centro y el Madrid se veía obligado a perseguir el descorche con disparos lejanos como el de Modric, repelido de puños por Remiro, que puso el epílogo al primer tiempo. El Real Madrid alcanzó el descanso con seis remates, aunque solo uno de ellos a puerta, por los dos de una Real Sociedad que selló sus mejores acometidas a la contra, aunque sin la finura necesaria en el momento decisivo. Con el agua al cuello Regresó la escuadra visitante de la caseta con ánimo de ser más incisiva. Portu puso pronto en aprietos a la retaguardia del Real Madrid, pero Nacho acudió en auxilio. El bloque 'txuri urdin' mordía arriba con la presión y maniataba la circulación de los blancos. El equipo de Zidane estaba aturdido y antes de que pudiese reaccionar se vio abajo en el marcador. Percutió Monreal por la izquierda y soltó un centro tenso al segundo palo, donde Portu le ganó la partida a Mendy para cabecear a la red. El ex del Girona había entrado en erupción y a punto estuvo de servirle el segundo a Isak en otro despropósito defensivo de las huestes locales, pero el sueco no pudo embocar por un pelo.

Necesitaba una reacción inmediata el Real Madrid, afrentado su muro cuatro jornadas después. Kroos, que superó a Stielike como el alemán con más partidos de blanco, 308, tocó la campana con un remate que perseguía la escuadra antes de que Zidane modificase por completo su frente ofensivo con la irrupción de Vinicius, Rodrygo y Hugo Duro por Isco, Asensio y Mariano. Con los dos jóvenes brasileños y el canterano getafense ya sobre el césped, le llegó a Casemiro una oportunidad pintiparada para poner el empate a centro de Lucas Vázquez, pero el testarazo picado se le marchó fuera por centímetros. Tendría otro par de ellas el mediocentro, de nuevo sin tino. Su presencia ofensiva, salvadora varias veces este curso, es también un exponente de la carestía de recursos entre los hombres de ataque de un Real Madrid que, tras encadenar choques sobreviviendo con lo justo, estuvo cerca de morir de inanición cuando menos podía permitírselo. Lo evitó Vinicius al empalar, con rebote en un zaguero de la Real Sociedad, un servicio de Lucas Vázquez desde la derecha que no atinó a rematar Hugo Duro pero sí el carioca. Evitó que la herida fuese más profunda, pero al derbi llegará el Real Madrid con el agua al cuello.

Ficha del partido

Real Madrid: Courtois, Lucas Vázquez, Varane, Nacho, Mendy, Casemiro, Modric (Valverde, min. 76), Kroos, Asensio (Rodrygo, min. 61), Isco (Vinicius, min. 61) y Mariano (Hugo Duro, min. 61).

Real Sociedad: Remiro, Gorosabel (Sagnan, min. 82), Zubeldia, Le Normand, Monreal, Guevara, Zubimendi, Silva (Aihen, min. 85), Portu (Barrenetxea, min. 72), Isak (Carlos Fernández, min. 82) y Oyarzabal.

Goles: 0-1: min. 54, Portu. 1-1: min. 89, Vinicius.

Arbitro: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a Gorosabel.

Incidencias: Partido de la vigésimo quinta jornada de Liga, disputado en el Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al Real Madrid le entra la flojera antes del derbi