Las empresas del sector de las actividades físico-deportivas piden un trato justo por parte de la Xunta de Galicia y más ayudas económicas

Redacción LA VOZ

DEPORTES

JOSE PARDO

Aseguran que las restricciones a las que están sometidos son discriminatorias en otras actividades

28 feb 2021 . Actualizado a las 17:12 h.

Las empresas del sector de las actividades físico-deportivas, la Plataforma gallega por la educación física, la actividad física y el deporte demandan de la Xunta de Galicia un trato justo con el ámbito de las actividades físicas y deportivas, tanto en las medidas restrictivas que están afectando a su práctica cómo en las ayudas a las que se pueden acoger los profesionales, empresas y entidades de este sector.

Valoran positivamente los últimos avances producidos para la consideración de la actividad física y el deporte como esenciales para la población y se insta la que no quede en una declaración de intenciones sino que se materialice en normativas concretas que lo recojan. Reconocen la buena receptividad que la Secretaría Xeral para o Deporte está manifestando hacia sus demandas, y esperan que se pueda traducir en un cambio de criterio del comité clínico respeto de la Educación Física, Actividad Física y Deporte, con medidas fundamentadas y menos restrictivas para un sector básico para la salud de la ciudadanía.

Añaden que: “Las restricciones a las que está sometida la práctica de actividades físicas y deportivas son discriminatorias en relación a otros sectores. Los centros deportivos, donde se realiza ejercicio físico, con numerosos beneficios para la salud, llevan varias semanas cerrados, mientras comercios y centros comerciales, donde se realizan actividades sin ningún beneficio para la salud, permanecen abiertos. El aforo del 30% y la reducción de los grupos a 4 personas lastra mucho la operatividad de los centros deportivos y los profesionales. No se entienden estas restricciones de los centros deportivos, cuando la incidencia de contagios es mínima, como lo demuestran los datos del Ministerio de Sanidad y varios estudios internacionales. Tampoco se entiende que el deporte federado tenga menos restricciones que las actividades físico-deportivas no federadas, cuando el riesgo es el mismo y las actividades físico-deportivas realizadas fuera del ámbito federado son las que practica la mayor parte de la población. En este sentido seguimos exigiendo un protocolo FISICOVID para instalaciones deportivas”.