Diego Martínez, un vigués que escala en Europa tras picar piedra en Tercera

X.R.CASTRO

DEPORTES

CIRO DE LUCA

El técnico, bendecido por Monchi y que con 40 años entrenó en todas las categorías, lleva al Granada de Segunda a los octavos de la UEFA

27 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Diego Martínez Penas (Vigo, 1980) picó piedra durante 21 años, entrenando en todas las categorías desde Tercera División hasta llegar con el Granada, el mismo conjunto al que cogió en el 2018 deambulando por Segunda, a los octavos de final de la Liga Europa, eliminando a todo un Nápoles. Siendo el técnico más joven de Primera, construyendo un equipo camaleónico y de autor y apuntando alto en el mundo de los banquillos para recoger todo aquello que cavó algún día.

Diego era un lateral diestro que pasó toda su vida como futbolista en la base del Celta, hasta que con 17 años decidió marcharse a Cádiz por motivos académicos. Aunque ya buscaba el porqué de las cosas cuando subía la banda de A Madroa, en la ciudad del sur decidió colgar las botas y dar el paso para hacerse entrenador a los 20 años. Poco después comenzó su aventura en Tercera en el Arenas de Armilla; y de ahí al Motril.

En el 2010, Monchi se cruzó en su camino para cambiarle la vida. Campeón de España con el Sevilla juvenil, entrenador del tercer filial, ascenso a Segunda con el B y asistente del cuerpo técnico de Unai Emery cuando los hispalenses comenzaban su dictadura en la segunda competición europea. «O salto a unha estrutura profesional foi no Sevilla, estiven alí oito anos e é un club que levarei sempre no corazón. Son sevillista de adopción, Monchi é unha persoa clave na miña carreira e estareille eternamente agradecido», reconoció en una entrevista en La Voz.