Tiger Woods sufre lesiones en el pie, el tobillo, la tibia y el peroné de su pierna derecha

DEPORTES

El parte médico indica que el golfista sufrió importantes daños «que fueron tratadas durante una cirugía de emergencia por especialistas en traumatología ortopédica». El accidente sufrido ayer en California podría poner en peligro su carrera deportiva

24 feb 2021 . Actualizado a las 12:07 h.

Un accidente de coche sumió ayer en la incertidumbre el futuro de la carrera de Tiger Woods, uno de los deportistas más grandes de todos los tiempos. A sus 45 años, el ganador de 15 grand slams de golf se sometió a una delicada operación como consecuencia del grave siniestro que sufrió con su vehículo en Rancho Palos Verdes, cerca de Los Ángeles, después de ejercer como anfitrión del Genesis Invitational y participar en la entrega de premios el domingo. Así lo confirmó su agente, Mark Steinberg, después de que trascendiesen las imágenes de su coche y el sheriff del condado avanzase los hechos. «Tiger Woods tuvo un accidente automovilístico esta mañana en California, donde sufrió múltiples lesiones en las piernas.

El golfista fue sometido a una «larga» cirugía por sus lesiones en el pie, tobillo, la tibia y el peroné de su pierna derecha, informó su equipo de comunicación en su cuenta oficial de Twitter. «(Woods) ha sido sometido a una larga cirugía en la parte inferior de la pierna derecha y el tobillo después de ser llevado al hospital», señaló el equipo de Woods en un comunicado difundido en esa red social. En ese documento, el director médico y director ejecutivo interino del Centro Médico Harbor-UCLA, Anish Mahajan, explicó que Woods «sufrió importantes lesiones ortopédicas en la extremidad inferior derecha que fueron tratadas durante una cirugía de emergencia por especialistas en traumatología ortopédica».

Según Mahajan, las fracturas abiertas conminutas -cuando el hueso se rompe en dos o más fragmentos- que afectaron tanto a la parte superior como a la inferior de la tibia y los huesos del peroné de Woods «se estabilizaron insertando una varilla en la tibia». «Las lesiones adicionales de los huesos del pie y el tobillo se estabilizaron con una combinación de tornillos y pasadores. El trauma en el músculo y los tejidos blandos de la pierna requirieron la liberación quirúrgica de la cubierta del músculo para aliviar la presión debido al hinchazón», detalló Mahajan.