Ganó el favorito

Ricardo Hevia

DEPORTES

14 feb 2021 . Actualizado a las 21:48 h.

Ganó el Barcelona con justicia y dejó claro que ahora mismo tiene que ser favorito no solo en la ACB, sino también en la Euroliga. Al Madrid, asolado por todas las plagas posibles, solo le faltaba la baja de última hora de Rudy Fernández, clave en el entramado defensivo de los blancos.

Los dos primeros cuartos del Barça fueron impecables, su planteamiento era atacar con un pick and roll a los bases, ahí se sentía superior, y lo era, y al mismo tiempo no dar tregua a Carroll. Todo ello con una defensa de continuos contactos y al límite de la falta. Sin tiro exterior, el Madrid se ahogó porque Tavares se quedaba sin espacio, y además, dos faltas prematuras le llevaron al banquillo demasiado pronto. Y por ahí encontró el Barça un pasillo para avasallar a los blancos. Todo ello unido a unos porcentajes brutales. El Barça tiene una enorme ventaja: es tanto su nivel físico, que puede cambiar en todos los bloqueos y eso le evita el riesgo de realizar ayudas largas.

Con todo de cara para los catalanes, quedaba por ver la respuesta del Real Madrid, y fue la que se esperaba de un equipo campeón que está llegando al final de un ciclo; y fue también la que necesitaba el partido, y se lo hay que agradecer como espectadores. Presión en todo el campo y ni un segundo de tregua. Apareció en escena el Tavares habitual y el aro del Madrid dejó de ser una fiesta para convertirse en una fábrica de sombreros. Llull tiró como tantas veces, de corazón. Anotó algún triple, falló muchos más, y alguna penetración, pero cayó en el desorden y el Barça, que había perdido la compostura, se rehízo. Pero la pelea del Madrid le dio al partido un tono dramático que cautivaba. Un equipo superior el Barça, no veía la forma de sacudirse el manojo de manos en que se había convertido el Real Madrid. Aparecieron Alocén, Abalde y Garuba, y pudimos disfrutar de unos momentos épicos, la lucha de David contra Goliat. Este Barça es mucho Barça y el Madrid de esta Copa, es un enfermo convaleciente. En cambio el Barça, es un equipo exuberante que apunta ahora mismo a ser el más importante de Europa.

El Barcelona desactiva al rey de copas

La Voz

Por tercera vez en las últimas cuatro temporadas el Barça volvió a arrebatar una Copa del Rey al Real Madrid, aunque en esta ocasión sin apreturas finales ni polémicas arbitrales, porque fue muy superior a un rival atenazado que no pudo acabar con la maldición del anfitrión, que dura ya 19 años (73-88). Los azulgranas, olvidado el susto de su debut y sin síntomas de cansancio, fueron de menos a más en un torneo en el que ya suman 26 Copas y amenazan el dominio de su eterno rival, que se queda con 28. El proyecto de Sarunas Jasikevicius ya tiene su primer título en el bolsillo.

Seguir leyendo