El Open de Australia más impredecible

FERNANDO REY TAPIAS

DEPORTES

KELLY BARNES

Las características del torneo, la pandemia y el estado de forma de los tenistas, claves

07 feb 2021 . Actualizado a las 19:29 h.

Esta madrugada pasada (televisado por Eurosport y Dazn) ha arrancado el Abierto de Australia más difícil de todos. Al margen de las circunstancias que rodean el ya de por sí torneo de más difícil pronóstico del Grand Slam, vislumbrar el verdadero estado de forma de los participantes es algo que solo se puede conocer una vez que se inicie el campeonato.

Las molestias en la espalda de Rafa Nadal siembran una cierta preocupación entre los aficionados españoles. Los maratonianos sostienen que la carrera no comienza realmente hasta los kilómetros 25 o 30. Hasta ese momento se hace necesario llegar fresco, sin sufrir, y, a partir de ahí, no padecer ningún desfallecimiento. El Open australiano presenta una cierta similitud: hay que evitar los sobreesfuerzos hasta las últimas rondas, y en ellas no sufrir ningún percance. Creo que a Nadal, que sufrió varias contratiempos en este torneo, no se le ha olvidado todavía la lesión de espalda ante Wawrinka, que le impidió una victoria con la que ya soñaba. Siendo optimistas, y suponiendo que las molestias de Rafa desaparezcan, y no le impidan rendir al máximo, está claro que tanto él como Djokovic vuelven a convertirse a priori en los dos máximos favoritos. Sin embargo, ausente Federer, son varios los jugadores que ya les han ganado a ambos, y que, a su vez, pugnan entre ellos por destacarse como los primeros en desbancarlos: Thiem, Zverev, Medvedev, Tsitsipas, ...

Una vez visto el cuadro, Rafa no se puede quejar. Al español siempre le gusta rodarse en las primeras rondas, y los rivales con los que va a enfrentarse en las tres primeras parecen propicios para este fin: los serbios Djere, Troiki y los británicos Evans o Norrie no deben causarle problemas, y sí ayudarle a ganar en confianza competitiva. Más complicado lo tiene Djokovic, que iniciará el torneo contra un veterano siempre duro como Chardy, para luego enfrentar a jóvenes de nivel contrastado como Tiafoe o Travaglia y Onelpa o Fritz.