Curry y Doncic se inventan un festival para sumar 99 puntos entre los dos

L. B. Tomé

DEPORTES

Jerome Miron | REUTERS

Ganaron los Mavericks en el duelo de estrellas en Dallas

07 feb 2021 . Actualizado a las 17:25 h.

Decir que Maxi Kleber dio la victoria a Dallas Mavericks en su duelo en el American Airlines Center frente a los Golden State Warriors es tan cierto como injusto. El ala-pívot, con un triple a falta de siete segundos para el final del partido con un marcador de 131-130 para los locales, selló el triunfo de los texanos. Anotó el tiro decisivo, per también es cierto que segundos antes había cometido una falta sobre Curry que supuso un tiro adicional que dejaba a su equipo a un solo tanto de distancia en el electrónico en los instantes finales. Lo dicho, Kleber dio la victoria a los suyos. Pero claro, adjudicarle semejante nivel de mérito supondría obviar la exhibición de baloncesto que dieron en Dallas dos de los mejores jugadores del mundo.

Antes de ese triple, la audiencia había asistido a cómo Luka Doncic y Stephen Curry se las arreglaban para, entre los dos, anotar 99 puntos. El base de los Warriors finalizó el envite con 57 —incluido un 11 de 19 en triples y cinco asistencias—. El esloveno se fue hasta los 42, que acompañó con 11 asistencias y 7 rebotes para rozar un nuevo triple-doble. En el segundo encuentro entre ambos equipos esta temporada —el primero se lo adjudicaron los de San Francisco—, la victoria fue para los Mavericks. Buena falta les hacía a los hombres de Rick Carlisle que, pese al triunfo, siguen con un récord negativo en el balance de victorias-derrotas (10-14).

Pero el resultado es casi anecdótico si uno no es aficionado de ninguno de los dos equipos. Porque para el espectador general, lo que quedó fue el duelo entre dos superestrellas de este deporte. Una consagrada (Curry), con tres campeonatos en su haber y dos veces MVP de la temporada regular; el otro, con una proyección infinita y al que pronto se le exigirá que empiece a aspirar a dominar la Liga. Por supuesto, ambos figuran ya como titulares para el All-Star Game en las votaciones populares abiertas hace apenas unos días. De hecho, son los dos más votados en su posición en toda la Conferencia Oeste.