Una corona para dos reyes

Carlos Pastoriza , ES EL PRESIDENTE DEL BLACK WIDOW TOWERS

DEPORTES

CJ GUNTHER | EFE

06 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En un año marcado por el covid, la NFL ha conseguido contra todo pronóstico sacar adelante esta temporada y llegar a la Super Bowl. No sin dificultades, pero llegamos, que es lo importante. Una vez aquí toca hablar, cómo no, del mejor partido del año.

Podría decir —y no estaría mintiendo— que a este partido llega el mejor ataque de toda la Liga. Los Chiefs, actuales campeones, ya contaban el año pasado con un arsenal casi infinito de armas. Este curso han incorporado a Leveon Bell (desde la agencia libre) y a Edwards-Helaire (vía draft) para hacer de su ataque uno de los mejores —si no el mejor por talento— de toda la historia. Sí, han leído bien: de la historia. Nombre a nombre, creo que ningún ataque ha tenido el talento que hoy por hoy aglutina el equipo de Kansas City.

También podríamos decir que enfrente tendrán a la mejor defensa, con un front seven demoledor a la altura de defensas tan legendarias como el Telón de Acero de los Steelers en los setenta o los Ravens de Ray Lewis. Agresiva, potente, virtuosa cuando se trata de detener la carrera rival y valiente. Por encima de todo, muy valiente. Se encarga de dirigirla Todd Bowles, que pide a gritos un puesto de primer entrenador en cualquier equipo.