El Levante aleja más al Real Madrid de la Liga

Ignacio Tylko COLPISA

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

El equipo granota remonta y asalta Valdebebas en un duelo muy polémico y marcado por la temprana expulsión de Militao y el caos del campeón

30 ene 2021 . Actualizado a las 18:28 h.

Para quienes defienden que el fútbol es un juego de errores, más que de aciertos, el ejemplo de este partido caótico y polémico, resulta paradigmático. Fue una batalla entretenida, muy marcada por la temprana expulsión de Militao, en la que Courtois evitó que la derrota del fantasmagórico campeón hubiera sido incluso más abultada. El gigante belga abortó con sus excelentes intervenciones tres ocasiones pintiparadas del Levante y hasta le detuvo un penalti a Roger, que se desquitó poco después con el gol de la victoria. Como hace dos cursos en el Bernabéu, los granotas asaltaron Valdebebas y quizá acabaron con las esperanzas del Real Madrid de poder revalidar un título cada vez más en manos del Atlético. Más allá de la diferencia de puntuación, el equipo rojblanco vuela y apenas regala y el merengue está desgastado, sin juego, sin plan y hasta sin alma, lo que no se perdona en este club con tanta grandeza. Es misión imposible que se corone un equipo que pierde en casa con el Cádiz, el Alavés y el Levante, con todos los respetos para los modestos.

Zidane, en comunicación constante con Bettoni, vuelve a estar muy cuestionado por su escada cintura táctica, por la mala preparación de su equipo y por unos cambios muy extraños, sobre todo cuando retiró a Benzema y a Asensio con 1-2 y acabó con el tridente formado por Vinicius, Mariano y Arribas. El marsellés se vio obligado a alinear una zaga experimental, que no barata si se atiende al alto coste de los fichajes, debido a las ausencias de Ramos, Carvajal, Lucas Vázquez y el multiusos Nacho, un remedio para todo bastante fiable. Y la sensación de debilidad mostrada por los Odriozola, Varane, Militao y Mendy fue alarmante. Más vale que el capitán esté apto para la Champions, por mucho que a priori el Atalanta sea inferior al campéon español en el cruce de octavos.

Dudas y desajustes

Salió el Levante con presión alta y pronto conoció las dudas y desajustes de los locales. La falta de comunicación entre el lateral donostiarra, el central brasileño y Courtois seguro pusieron el corazón en un puño de los hinchas merengues. Preludio de lo que ocurrió en un balón larguísimo que le llegó a Sergio León. Se internó, seguido por dos centrales distraídos, y cayó derribado cerca de la frontal con el balón controlado. El catalán Medié Jiménez no vio nada, pero señaló golpe franco y amarilla a Militao a instancias del asistente y luego roja al madridista, tras intervenir el VAR. Jugada muy interpetable, por lo que resulta extraño que entrase la tecnología.