El covid obliga a suspender la liga de bádminton cuando el Ravachol cogía ritmo

El equipo incorporó a dos jugadores en enero y acababa de ganar su primer partido en División de Honor


pontevedra / la voz

Al Ravachol casi no le dio tiempo a saborear la primera victoria en liga ante el Rinconada. Unos días después de puntuar en la máxima categoría del bádminton nacional, la Federación suspendió la competición hasta la primera semana de marzo. De tal forma que queda aplazado el partido que los pontevedreses tendrían que disputar este fin de semana ante el San Fernando Valencia.

Era una cita marcada en rojo en el calendario deportivo porque una victoria le supondría despegarse de la última plaza del descenso. El equipo dirigido por Jesús Pereiro acaba de reforzar su plantilla con la incorporación de dos jugadores. Elena Fernández y Javier Sánchez fueron los fichajes que el club hizo en el último mes para afrontar lo que quedaba de temporada. «Este año en División de Honor no nos está yendo demasiado bien y echamos todo ahora para intentar dar la vuelta a eso. Ganamos al Rinconada y esperábamos hacerlo ahora al San Fernando», apunta Pereiro. Está previsto que la competición se retome la primera semana de marzo, pero todavía queda saber cómo se hará. La federación fija esa fecha, mientras estudia si lo hará retomando la competición con la jornada correspondiente a ese día o con las que han quedado aplazadas.

En un principio parece poco importante, pero para el Ravachol es determinante. «La nueva normativa señala que si se para antes de la jornada ocho y no se retoma la competición, no habrá ascensos ni descensos, pero si se juega más, ya los habría», señala Pereiro. Este fin de semana tocaría la octava jornada de liga y un rival asequible. Si vuelven el primer fin de semana de marzo con la jornada aplazada sería favorable para el Ravachol, pero si lo hacen con la que correspondería en ese momento podrían estar más amenazados en caso de tener que parar nuevamente la competición. Con una sola jornada más disputada ya se pasaría de las ocho semanas estipuladas por la federación para que se tengan en cuenta los ascensos y descensos. A pesar de lo inoportuno del parón, Jesús Pereiro recalca que la salud es lo primero. «Aunque no existen grandes problemas en nuestro deporte con respecto a la pandemia, es complicado seguir viajando por España cada fin de semana con la hostelería cerrada en muchos sitios y las cancelaciones de vuelos están siendo habituales. Esperamos que la situación se estabilice y podamos volver pronto», señaló el responsable del club en un comunicado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid obliga a suspender la liga de bádminton cuando el Ravachol cogía ritmo