Así se blinda la Xunta ante la picaresca de los salvoconductos del deporte

El Gobierno gallego exige a las federaciones una actualización semanal de las personas con derecho a él


Serán el paso del tiempo y los estudios rigurosos de lo que todos hemos venido haciendo desde el descubrimiento del covid-19 en China en enero del 2020 los que determinen el grado de incidencia de cada actor social, individual y colectivo, en las sucesivas oleadas de la pandemia. En este momento, en mitad de la tempestad epidemiológica y socioeconómica, una de las frases más repetidas por los expertos médicos y científicos habla de la alta responsabilidad mostrada por el 90 % de la población y el daño tremendo causado por el ponzoñoso comportamiento insolidario de ese 10 % restante. La Xunta, administración delegada competente al frente de la lucha contra la presente crisis sanitaria, ha endurecido en los últimos días sus medidas de restricción de la movilidad. Con decretos y órdenes que hilan cada vez más fino para cercar a ese 10 % en beneficio del 100 %. En el ámbito deportivo, su último paquete de medidas incluye mecanismos para poner coto a aquellas personas que pudieran buscar retorcer la letra pequeña de la norma para beneficiarse de las excepciones de un nuevo marco que ha estrechado todavía más la actividad deportiva permitida.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Así se blinda la Xunta ante la picaresca de los salvoconductos del deporte