Pinchazo de Sainz y martillazo de Peterhansel al Dakar

El francés, que logró su primera victoria de etapa en esta edición, tuvo la fortuna de los problemas de Al-Attiyah y Sainz, que cedió 22 minutos


Colpisa

Quedan tres etapas para que acabe el Dakar. Una de ellas, la penúltima, de más 500 kilómetros de especial, se presenta como la última baza que tienen los aspirantes para evitar que los actuales líderes acaben ganando en esta edición, ya que en la novena jornada la suerte ha favorecido, más que en otras, a los que llegaron al frente de la general.

Muy mal se le tiene que dar a Stéphane Peterhansel para no engrosar aún más su leyenda en el Dakar. Este martes le salió todo bien. Incluso ganar la etapa cuando la tenía prácticamente perdida. De 100 etapas soñadas, pocas le hubieran beneficiado más. Monsieur logró su primera victoria en esta edición del raid con solvencia y ventaja sobrada sobre sus principales rivales, que padecieron todo tipo de penurias. Nasser Al-Attiyah perdió 12 minutos por un doble pinchazo, con lo que ahora cede casi 18 en la general. No lo tiene imposible, pero visto lo visto, necesita la colaboración involuntaria del francés en forma de avería, rotura o similar para darle la vuelta.

Mucho peor fue lo de Carlos Sainz. Un pinchazo al principio del día le obligó a apretar los dientes para intentar compensar el tiempo perdido, y en esas estaba cuando una avería en los frenos le obligó a parar de nuevo. Más de 15 minutos estuvieron detenidos él y Lucas Cruz intentando reparar el problema, hasta que se dieron cuenta de que según el perfil de la etapa se la podían jugar. Ya no tienen comodines, y los camiones de asistencia estaban demasiado lejos como para esperarles. Así, jugándosela del todo, Sainz reemprendió la marcha para disputar los casi 300 kilómetros restantes con el sistema de frenos averiado. Visto en perspectiva, ceder sólo 22 minutos al final del día es casi un logro.

El problema es que esto llega en un momento crítico. Faltan solo tres días, Sainz necesitaba recortar y no ceder y ya ha pasado la frontera psicológica de la hora. El madrileño tiene a su compañero Peterhansel a una hora y dos minutos, un tiempo que solo recuperaría con un eventual abandono del galo o una avería catastrófica. Si Al-Attiyah lo tiene complicado para remontar, Sainz lo tiene bicolor, a cuadros y en perspectiva axonométrica.

Y es que a Monsieur Dakar le salió todo bien. En un año en el que no había logrado ninguna victoria de etapa, parecía que este martes tampoco iba a ser, ya que Mathieu Srradori venía muy fuerte desde atrás marcando unos grandes tiempos al volante de su buggy Century. En el kilómetro 385, una avería cortó de golpe su progresión y confirmó a Peterhansel como el vencedor del día. A favor de sus rivales: que le tocará abrir este miércoles en la salida de Neom hacia Al Ula.

Price se rompe la clavícula y Barreda se desinfla

La imagen de Toby Price rodando con una rueda sujeta con bridas y cinta americana ya es una de las fotos de este Dakar 2021, que sin embargo no podrá completar. El australiano sufrió un aparatoso accidente que obligó a evacuarle en helicóptero a un hospital en Tabuk, donde confirmaron que sufre rotura de la clavícula izquierda.

Su adiós deja mucho más tranquilo el horizonte para Nacho Cornejo. El chileno lidera la general con más de 11 minutos sobre su compañero Kevin Benavides, ganador del día, que le dedicó la victoria a Paulo Gonçalves en el aniversario de su muerte. El argentino, cuyo hermano Luciano también acabó evacuado por otro accidente, acabó tercero el día, superado a la postre por un Ricky Brabec a quien le devolvieron el tiempo que había pasado socorriendo a Price.

Mientras, Barreda no tuvo su día. Sin más. Dos errores de navegación y un par de sustos le hicieron perder mucho tiempo a mitad de esta larga especial, lo que le impidió engancharse al grupo más rápido del día. El valenciano entró en meta a 14:29 de su compañero Benavides, y afrontará la décima etapa de este Dakar con 29 minutos exactos a remontar si quiere dar la campanada. A diferencia de los coches, en las motos las posiciones son mucho más volátiles, pero Bang-Bang no tendrá otro remedio que salir al ataque. No lo tiene imposible, pero sí muy difícil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Pinchazo de Sainz y martillazo de Peterhansel al Dakar