La NBA alza la voz contra el asalto al Capitolio

Jugadores y entrenadores de la liga profesional volvieron a mostrar su férrea oposición al discurso del presidente Trump y sus consecuencias en la vida real


Houston / EFE

La voz de los profesionales de la NBA volvió a escucharse con fuerza a través de todos los campos, ahora para condenar de manera unánime los disturbios y el asalto al Capitolio en Washington, ocurrido este miércoles. De la misma manera que entrenadores y jugadores de la NBA condenaron y denunciaron la injusticia racial y la actuación policial mientras estuvieron en la burbuja de Orlando, esta vez lo hicieron a través de todo el país, donde se disputaron 11 partidos.

La primera voz que se escuchó fue la del entrenador de los Sixers de Filadelfia, Doc Rivers, que en su día fue invitado a hablar en un mitin de Joe Biden después de que el presidente electo usara sus palabras en un discurso de octubre, llamando a la unidad racial en Gettysburg, Pensilvania. Rivers volvió a denunciar a la multitud desenfrenada del miércoles en Washington, aunque advirtió que «prevalecerá la democracia».

«Lo diré porque no creo que mucha gente quiera: ¿Te imaginas hoy si todos fueran negros, asaltando el Capitolio y lo que ha sucedido?», preguntó Rivers. «Para mí, es una imagen que vale más que mil palabras para que la veamos todos. Es algo que debemos tener en cuenta, una vez más, sin perros policía que atacan a la gente, ni garrotes golpeando a la gente. Gente escoltada pacíficamente fuera del Capitolio. Demuestra que puedes dispersar a una multitud pacíficamente, supongo», argumentó Rivers. Antes del partido que su equipo disputó y ganó por 141-136 a los Wizards de Washington, el nuevo entrenador de los Sixers dijo: «Como un hombre negro mayor, he visto perros policía desatados contra la gente, y luego ves hoy donde no hay nada, y esa es una emoción que tengo, ¿verdad?».

Por su parte, el entrenador de los Wizards, Scott Brooks, declaró que era «repugnante» ver a la turba asaltar el Capitolio. «Deberíamos ser mejores que todo eso».

El base estrella de los Warriors de Golden State, Stephen Curry, le recordó a través de sus redes sociales al presidente Donald Trump lo que había dicho sobre cómo actuar contra los manifestantes del movimiento «Black Live Matter». Trump criticó entonces a los manifestantes por ser «violentos» y pidió que los participantes fueran arrestados, lo que dio pie a Curry para mandarle un mensaje al presidente republicano, preguntándole si iba a decir lo mismo sobre los disturbios que protagonizaron sus partidarios en el Capitolio. Trump incitó a sus seguidores en un mitin, diciéndoles que nunca aceptaran la derrota, poco antes de que se produjeran los disturbios.

Los partidarios de Trump marcharon hacía el Capitolio mientras el Congreso verificaba los resultados del colegio electoral que convirtiesen a Biden en el 46 presidente del país. La turba empujó a la policía e irrumpió en el Capitolio, lo que obligó a los legisladores a salir a un lugar seguro y suspender temporalmente la sesión.

Kerr, el más crítico

Más crítico y directo fue el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, quien antes del partido que su equipo disputó anoche frente a Los Ángeles Clippers, en San Francisco, dijo que el único responsable de lo sucedido era el presidente Trump: «Las mentiras del robo de las elecciones que salieron de su boca influyeron directamente e incitaron al asalto al edificio del Capitolio», denunció. «Lo sucedido es un recordatorio de que la verdad importa y no se debe permitir seguir engañando a la gente con mentiras permanentes durante cuatro años y más desde el poder», abundó Kerr.

Destacado activista, Kerr es un apasionado defensor del establecimiento de leyes que prohíban la posesión de armas de fuego, y la lucha en pro de la justicia social. El entrenador de los Warriors es miembro del grupo de la NBA que el verano pasado formó el comité de Entrenadores para la Justicia Racial. En dicho comité figuran también, entre otros, los técnicos Lloyd Pierce (Atlanta), Gregg Popovich (San Antonio) y Rivers (Philadelphia).

Kerr también alabó la gran labor realizada por la liga femenina (WNBA) y los jugadores de la NBA que permitieron que Georgia pudiesen ganar los dos puestos de senadores que estaban en poder de los republicanos y Biden lograse 8 millones de votos más que Trump en las pasadas elecciones presidenciales. «Es asombroso que los deportistas de hoy, jugadores de la WNBA, de la NBA, de todos los deportes diferentes, se sientan cómodos y confiados al decir lo que piensan», subrayó Kerr. «Además, tratando de ayudar a crear un cambio en este país en áreas donde sienten que el cambio es necesario. Es muy, muy inspirador».

Una nueva muestra de compromiso sobre el parqué

Antes de comenzar el partido, los jugadores de Warriors y Clippers se arrodillaron mientras sonó el himno nacional y llevaron puestas las camisetas «Black Live Matter».

También en Miami, los jugadores de los Heat y los Celtics de Boston se arrodillaron durante la interpretación del himno nacional y antes habían discutido la posibilidad de no jugar el encuentro en protesta por la decisión del fiscal de Kenosha (Wisconsin) de no poder cargos contra el agente de policía que disparó por la espalda a Jacobs Blake, un hombre negro, cuando iban a arrestarlo.

La protesta de los jugadores, que apoyaron los entrenadores de los Celtics, Brad Stevens, y de los Heat, Eric Spoelstra, también fue por lo sucedido la tarde del miércoles en el Capitolio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La NBA alza la voz contra el asalto al Capitolio