Messi desatasca al Barcelona ante el Huesca

Una genial asistencia del argentino decide un partido en el que el Barça sometió al Huesca con un gran fútbol, pero en el que volvió a fallar lo imperdonable


Colpisa

El partido ante el Huesca tenía todos los ingredientes necesarios para convertirse en un nuevo borrón en la hoja de cuentas del Barcelona: un rival en situación crítica que se encierra en su área, a domicilio, una enfermería que no deja de sumar pacientes, la resaca del nefasto fin de año... Sin embargo, el Barça se presentó en el 2021, un ejercicio clave para los venideros, con una imagen nueva, que no deja de ser la que tantas veces le ha funcionado. Lo que pasa es que esta temporada esa versión azulgrana parecía enterrada. La de las posesiones infinitas en campo contrario, los rondos en una baldosa, la presión asfixiante y Leo Messi capitalizándolo todo. Otra cuestión será lo que dure, si es que no se trata de un espejismo, que ya sabemos cómo funciona el Barça de Koeman. Y si no resuelve su falta de acierto de cara a portería, la ilusión durará poco.

Porque la clasificación, que no engaña, refleja que el Barcelona pelea por entrar en Champions (es quinto a un punto, con un partido menos que el Villarreal, cuarto) y que la Liga es una utopía (a 10 puntos del Atlético, con un partido más). Y el marcador, que tampoco engaña, arroja un triste 0-1 en El Alcoraz frente al Huesca, el último de la tabla, cuando por ocasiones pudo haber terminado en una goleada rotunda de las que quitan las dudas.

A falta de presupuesto, los fichajes del Barcelona tienen que aparecer en la propia plantilla. A Dembélé todavía le esperan por noches como la de Huesca, en la que jugó con el turbo encendido. Desplegó una colección de eslálones, amagos y cambios de ritmo que no tiene comparación dentro de su propio equipo. Con izquierda y con derecha, generó peligro continuamente. La más clara, un centro perfecto a Pedri que el canario cabeceó arriba. El jovencísimo centrocampista parece haber nacido para jugar en el Barcelona. No suma ni 20 partidos y la sensación es que lleve una década de azulgrana. Ante el Huesca, volvió a ser el mejor socio de Messi y además demostró que también se anima a pisar el área. Perdonó el anterior cabezazo y un remate en el área chica que le sacó el portero con reflejos felinos.

No serían las únicas oportunidades claras del lado visitante. Braithwaite lo intentaba a la media vuelta y Messi, en su partido 750 (500 de Liga), de todas las formas posibles, incluida una falta que Álvaro Fernández le descolgó de la escuadra. Solo podía ser el argentino quien inventase el gol de la victoria, con un centro envenenado al corazón del área que De Jong mandó a la red de toque sutil con el interior.

Fantasmas al final

El Huesca no varió su plan inicial de repliegue y aguantar ni tras el 0-1 ni tras el descanso. Las ocasiones en contra le llovían sin acierto. Lo mismo daba Messi que Dembélé. A balón parado, por fin Rafa Mir inquietó a Ter Stegen con un taconazo en el área pequeña que el alemán detuvo con seguridad. Pero corría el reloj y el 0-1 no se movía. El Barcelona, agotado, brillaba menos con la pelota y apretaba menos sin ella. La puerta del empate seguía abierta, como tantas veces esta temporada.

Los fantasmas del equipo de Koeman se aparecieron cuando el partido agonizaba. En esas ya había saltado al campo Griezmann, pero como si nada. Es otro de los fichajes que necesita el Barça. El Huesca ya sí presionaba y el Barcelona, sin encontrarle los espacios al colista, por lo menos tampoco sufría. Agradeció, eso sí, que el descuento no pasase de dos minutos y que en ellos su rival no colgase un solo balón al área.

La victoria permite al Barcelona empezar con buen pie el año 2021 y un mes de enero que se presume movido con tres desplazamientos a Bilbao, Granada y Elche en Liga, la Supercopa de España y las elecciones a la presidencia. El Huesca continúa hundido en la clasificación, a cuatro puntos de la permanencia y con más partidos jugados que todos sus rivales directos.

FICHA TÉCNICA

Huesca (0): Álvaro Fernández, Pulido (Juan Carlos, min 72), Insua, Siovas, Galán, Mosquera, Mikel Rico (Doumbia, min 65), Seoane (Ferreiro, min 72), Sergio Gómez (Okazaki, min 72), Rafa Mir y Ontiveros.

Barcelona (1): Ter Stegen, Dest (Mingueza, min 74), Araujo, Lenglet, Jordi Alba, De Jong, Busquets (Pjanic, min 74), Pedri, Messi, Braithwaite (Griezmann, min 81)y Dembélé.

Gol: 0-1: min. 27, De Jong.

Árbitro: Cuadra Fernández (Balear). Mostró tarjetas amarillas a Ontiveros y a Míchel, entrenador del Huesca.

Incidencias: Partido correspondiente a la 17.ª jornada de Liga, disputado en El Alcoraz, a puerta cerrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Messi desatasca al Barcelona ante el Huesca