El Leyma gana al Valladolid un partido clave (67-78)

Tumbó a un rival directo por el ascenso con Pecius como faro y apabulló en defensa


El Leyma Coruña logró ayer en Valladolid una victoria trascendental de cara a la segunda fase de la competición ante un rival directo que coloca a los coruñeses como segundos clasificados de su grupo con siete victorias, tan solo por detrás del Breogán. A punto estuvo de recuperar también el basketaverage perdido en Riazor en la primera vuelta (-13), pero una canasta sobre la bocina de los de Hugo López impidió que la faena del Básquet Coruña fuese redonda en Pisuerga.

La de Pucela fue una victoria vital por varios motivos. Uno, por el rival y las aspiraciones del equipo; y otro, por lo que supone de alivio para el estado de nerviosismo que arrastraba el conjunto de Sergio García en las últimas jornadas. El equipo logró sobreponerse pese a que sobre el parqué vallisoletano aparecieron los fantasmas del 2020.

Liderados por un Pecius magistral en todo el partido —por algo la afición ansiaba el regreso del lituano de su lesión— el Leyma comenzó el partido con un parcial de 0-7. Los visitantes eran un ciclón, intensos como siempre como siempre en defensa. Pero Monaghan y Matulionis fallaron dos triples completamente solos y la moral de la tropa decayó —el lituano fue la nota negativa del encuentro, sigue sin encontrar ritmo anotador y volvió a caer en errores de concentración—. El Real Valladolid vio dudas y respondió con un parcial de 8-0 convirtiendo el parcial inicial en un espejismo.

Fue remando el Leyma en un partido de anotación igualada, pero volvió a ser lastrado por los males que arrastra: el tiro exterior y la línea de personal. McGhee se desesperaba desde el tiro libre —cerró el partido con un 5 de 13— y los coruñeses deambulaban en el ecuador del segundo cuarto con cero aciertos de seis intentos desde el exterior hasta que Monaghan surgió logrando un 3+1 en el que fallaría el tiro adicional. Unos porcentajes que hicieron llegar al Leyma al descanso cinco abajo (40-35) pese a que las sensaciones de juego eran buenas.

Necesitaba mentes limpias en la segunda parte Sergio García. El técnico hizo saltar a cancha a Taiwo Badmus en la reanudación. No juega mucho el escolta irlandés, pero cuando lo hace reclama más minutos. Son los efectos reales de tener una plantilla amplia, ese mantra que acompaña al Leyma esta campaña. Cinco puntos seguidos suyos —con un triple incluido— hicieron reaccionar a un Leyma que golpeaba constantemente con McGhee pese a que el americano seguía fallando tiros libres. Sacaron temporalmente los de García a Valladolid del partido logrando una ventaja de 12 puntos, pero un final de cuarto espectacular de Valladolid, con un parcial de 9-0 y un Hugo López que jaleaba a la grada, hizo temer curvas en el último cuarto.

No fue así. Pecius guio a su equipo a una victoria holgada y los visitantes llegaron a disfrutar de una renta máxima de 15 puntos en el último período.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Leyma gana al Valladolid un partido clave (67-78)