La Eurocopa de la incertidumbre

Ignacio Tylko COLPISA

DEPORTES

ARND WIEGMANN

El 6-0 ante Alemania eleva las expectativas del renovado combinado de Luis Enrique para una Eurocopa con las sedes y el público todavía en el aire

04 ene 2021 . Actualizado a las 12:36 h.

Clasificada de forma brillante hace más de un año para la Eurocopa, todavía con Robert Moreno en el banquillo, la rejuvenecida España de Luis Enrique afronta el gran reto del 2021 con el objetivo de ratificar su excelente papel en la Liga de Naciones, cuya final four se celebrará en octubre, y poder pelear por el gran título europeo. Volver a ilusionar a la afición deprimida y mitigar el mal recuerdo de las últimas pesadillas sufridas en la Eurocopa de Francia y el Mundial de Rusia son dos retos obligados.

A día de hoy, la selección de todos está pletórica tras el histórico set en blanco que le endosó a Alemania en La Cartuja de Sevilla, pero aún con dudas. Sobre todo en la portería, donde Unai Simón se ha situado incluso por delante de David de Gea y Kepa Arrizabalaga, y en el puesto de ariete, si bien Álvaro Morata ha golpeado a la puerta con sus actuaciones en el Juventus y en la última ventana internacional. Peor aún sucede con el céltico Iago Aspas, el mejor goleador y asistente español, al que el seleccionador ningunea desde hace tiempo. Otra ausencia clamorosa es la del lateral del Leipzig Angeliño, en el 2020 el carrilero relevación del fútbol europeo.

Según Luis Enrique, el hecho de no disponer de un once tipo y poder elegir en un grupo de unos 35 jugadores supone una ventaja. Y la incertidumbre por la evolución del coronavirus, no distingue entre favoritos, outsiders o comparsas.