Así será el regreso de las ligas gallegas de pádel

DEPORTES

Marcos Míguez

Guiadas por un protocolo claro, las competiciones por equipos arrancan el último fin de semana de enero con algunas renuncias y un cambio de tendencia, con más equipos en el sur que en el norte

03 ene 2021 . Actualizado a las 14:23 h.

La liga gallega de pádel ya calienta motores. La competición se retoma después de una temporada trastocada por la pandemia. Un año cuyo parón obligó a los clubes a reinventarse y sobrevivir. Pero en el 2021, si algo desea la gran mayoría del colectivo, es volver a lo más parecido a la normalidad. Es por ello que el último fin de semana de enero arranca la liga autonómica por equipos, las ligas Rías Altas —con las dos provincias del norte de la comunidad— y Rías Bajas —con las dos del sur. «La competición debe continuar. El deporte debe seguir y así lo vamos a hacer», señala Manuel Fernández Prado, presidente de la Federación Gallega de Pádel (FGP).

Con 115 equipos en la zona norte y 125 en la sur, por primera vez en once temporadas las provincias de Ourense y Pontevedra superan en número de plantillas a las de A Coruña y Lugo. El motivo no es otro que el cierre de varios clubes. La huella que deja el covid-19 en este deporte. Según las cifras de la FGP, jugarán en total 240 conjuntos —con respecto a los 260 del 2020— darán vida a un curso marcado por las normas del protocolo sanitario. Antes del primer partido de la competición, todos los jugadores, entrenadores, árbitros y personal de la organización deberán cubrir un documento de declaración responsable por el cual aceptan las condiciones en las cuales se desarrolla el campeonato y se comprometen a seguir las medidas personales de higiene y prevención.

Más proximidad geográfica

La proximidad geográfica será clave esta temporada al repartir los diferentes equipos por grupos. Desde la federación apuntan que siempre estuvo en su filosofía y «en esta ocasión con más motivo». En cuanto a la composición de grupos también descartan sanciones en caso de que en algunas jornadas los equipos no puedan juntar el mínimo de diez miembros para formar las cinco parejas reglamentarias. «Aunque hay una normativa y un reglamento para la liga, hemos decidido que veremos cada caso de forma particular, trataremos de ser flexibles», apunta Fernández Prado.