Federer renuncia al Abierto de Australia y cumplirá un año sin jugar

El suizo se operó en junio de su rodilla y apunta al verano con Wimbledon, los Juegos Olímpicos y el US Open como prioridades


El 2020 pasará a la historia como el año de una pandemia impredecible y quién sabe si también como el del principio del fin de Roger Federer. El mito del tenis, veinte veces ganador de «grand slams», ha renunciado a competir en el Abierto de Australia y cumplirá un año entero sin jugar ni un solo partido oficial. Operado en junio de una lesión de rodilla, su representante, Tony Godsick, ha anunciado que no competirá a pesar de su buena evolución.

A los 39 años de edad, el suizo pretende medir los tiempos de su vuelta al circuito y apunta al verano, donde aparecen el horizonte Wimbledon, el US Open y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. «Me encantaría estar en Australia, pero quizás sea demasiado pronto para mi rodilla. No quiero dar el siguiente paso hasta que esté preparado. Estas tres semanas de margen pueden ayudarme un poco. El verano, con Wimbledon, los Juegos Olímpicos y el US Open debe ser mi prioridad», subrayó hace poco en un acto en el que fue reconocido como el mejor deportista helvético de los últimos 70 años.

El último partido de Federer fue el pasado 30 de enero, precisamente en las semifinales del Abierto de Australia, donde se midió a Novak Djokovic. Solo una semana después venció a Rafa Nadal en un partido de exhibición, pero sus problemas de rodilla ya eran una realidad que se fue complicando hasta hacerlo pasar por el quirófano en junio. El maestro del tenis mundial, veinte veces campeón de «grand slams», se perderá el primero la temporada por primera vez desde el 2000. En estos 21 cursos, el suizo solo había faltado por lesión a un «major», el US Open 2016.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Federer renuncia al Abierto de Australia y cumplirá un año sin jugar