El Dépor regresa diezmado del parón de Navidad

La plantilla registra las bajas de Adri Castro y Gandoy por coronavirus, siete futbolistas con problemas físicos y la ausencia de Uche, con permiso del club

Gandoy estará diez días aislado por culpa del coronavirus, mientras que Miku y Héctor tienen molestias físicas
Gandoy estará diez días aislado por culpa del coronavirus, mientras que Miku y Héctor tienen molestias físicas

Si Fernando Vázquez tenía pensado emplear por fin la Copa como escaparate y banco de pruebas para aquellos futbolistas menos utilizados en Liga —la competición a la que el míster concede prioridad—, el retorno tras el parón navideño le habrá supuesto un serio revés. Por de pronto, dos de los jugadores más necesitados de minutos para amoldarse al primer equipo y probar que tienen sitio en los planes del técnico blanquiazul se perderán la cita con el Alavés.

El club anunció a través de su página web que Adri Castro y Yago Gandoy permanecerán diez días aislados tras haber dado positivo en el último test para detectar casos de coronavirus. El delantero, que ya había tenido que someterse a otra cuarentena durante el primer tramo de la temporada por ser contacto estrecho con un positivo, aún no ha llegado a estrenarse con el Dépor y ha limitado sus apariciones al Fabril. A las órdenes de Valerón demostró mantener la puntería que le hizo destacar el curso pasado en Ourense y le daba opciones a abrirse paso en Segunda B.

La dolorosa derrota frente al filial del Celta trastocó los planes de Vázquez de dar minutos a los menos habituales, y el míster no hizo sitio a Adri en la convocatoria para el duelo con El Ejido. Tampoco lo tendrá en la que ofrezca de cara al encuentro del próximo miércoles en Riazor, ya que si se cumplen los plazos anunciados por el club, ni él ni Gandoy —el estado de salud de ambos es bueno, según refleja el comunicado del club— abandonarán su aislamiento hasta el mismo día del partido, con lo que no podrán ejercitarse junto a sus compañeros.

Una situación, la de permanecer al margen del grupo de trabajo, que afecta de momento a otros ocho futbolistas del conjunto coruñés. Alguna de estas ausencias entraba dentro de lo esperado, ya que Miku acabó el último encuentro oficial del año con problemas en un aductor y Derik Osede se cayó a última hora de la lista del Teresa Herrera por el mismo motivo. Un percance que parecía haber superado Keko, quien sin embargo tampoco ha podido entrenarse con normalidad.

A esta nómina de bajas se suman Eneko Bóveda, con molestias en un bíceps femoral, y Borja Granero, Héctor Hernández y Claudio Beauvue; estos tres, con problemas de rodilla. El central zurdo llegado desde el Extremadura ya estaba descartado para el encuentro ante el Alavés, tras haber sido expulsado en la primera ronda de Copa, pero la situación del resto supone un importante contratiempo para Fernando Vázquez, especialmente en la zaga, donde ahora mismo solo dispone de cuatro miembros del primer equipo (Valín, Mujaid, Bergantiños y Salva Ruiz) en condiciones para competir.

En la medular también hay bajas importantes, ya que a la de Gandoy se suma la de Uche Agbo, quien no retomará los entrenamientos hasta el 1 de enero, prolongando sus vacaciones con permiso del club. Así, en la primera sesión de trabajo, solo doce miembros del plantel completaron la sesión, en compañía de Pablo Brea y Juan Rodríguez, del Fabril.

Con semejantes mimbres, el entrenamiento quedó limitado a rondos, un circuito de fuerza, fútbol en espacio reducido y series de velocidad. Todo a la espera de que alguno de los lesionados se pueda ir incorporando al grupo, citado para mañana a las 10.30 en Abegondo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Dépor regresa diezmado del parón de Navidad