Que se acabe el 2020


Esta vez la cancha de Murcia no fue el talismán que otras veces nos dio victorias muy importantes. Solo han perdido dos partidos en su cancha en lo que llevamos de temporada. Curiosamente con los dos equipos canarios.

La baja de Pozas suponía a priori un hándicap en la dirección de juego. Quizás sí que se pudo notar en ciertos momentos del partido. La primera parte del encuentro transcurrió con la intensidad defensiva que tiene como sello el conjunto murciano esta temporada, que le hace estar en la pelea por un puesto para la Copa del Rey, y el mal porcentaje de tiro de tres del Obra y su ratio de pérdidas y recuperaciones.

Aún así, el equipo compostelano llegó vivo al descanso, con 8 puntos abajo, con Robertson desaparecido en ataque y la sensación de que se podía hacer mucho mejor.

La puesta en escena del tercer acto fue esperanzadora. En apenas cuatro minutos logramos ponernos solo uno abajo, coincidiendo con el primer triple del canadiense. Fue un espejismo. Otro parcial del Murcia en apenas tres minutos de juego volvió a dejarnos con 9 puntos abajo.

En el último cuarto, el Murcia volvió a defender con la intensidad que acostumbra, aumentando el nivel de contactos. Moncho Fernández percibió esta situación y advirtió el diferente trato a la hora de pitar ciertas situaciones muy parecidas. La reclamación le costó una técnica.

A partir de ahí, el Obra jugó dos minutos que le vuelven a meter en partido tras una antideportiva a Cohen con canasta adicional. Y es entonces cuando la delgada línea roja de meterse en el partido quedó desactivada tras una falta en el triple que no le pitaron a Beliauskas. En la siguiente jugada, DiLeo metió un 3+1 que finiquitó el encuentro.

El pobre porcentaje desde la línea de tres puntos en el segundo equipo de la liga en esta apartado, como es el Obra, unido a otros factores hicieron sumar una nueva derrota. Ahora no volvemos a jugar hasta el 3 de enero. Toca tranquilidad y buenos entrenamientos para poder ganarle al Estudiantes en Sar y sumar la séptima victoria.

Sin más, desear felices fiestas a todo el obradoirismo. Mucha salud para todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Que se acabe el 2020