Pedri arranca una sonrisa navideña a Messi

Koeman explotó en Valladolid la conexión del joven canario con el delantero argentino, quien ofreció su mejor versión de la temporada

Messi celebra con Pedri el tercer gol del Barça en Valladolid
Messi celebra con Pedri el tercer gol del Barça en Valladolid

Tras el 0-3 en Valladolid, el Barça podrá disfrutar con una sonrisa de sus minivacaciones navideñas de cuatro días antes de volver el domingo día 27 a los entrenamientos para preparar el último partido de este desastroso 2020, el martes 29 contra el Eibar en el Camp Nou. Ya la tenía dibujada en su rostro Leo Messi el martes durante el partido en Zorrilla. Dicen las malas lenguas que se debía a que en el aeropuerto le esperaba su avión privado para viajar a su Rosario natal en Argentina, donde pasará estos días con la familia. Pero Ronald Koeman encontró otra explicación que parece más fiable: «Messi está trabajando y es importantísimo en nuestro juego con su creatividad, se nota si hay muy buenos jugadores a su lado. Y la conexión que tiene Pedri con él es muy buena».

En Pucela se vio al mejor Messi de la temporada. En otros partidos estuvo igual de participativo, pero le faltaba chispa en los metros finales. Esta vez sí fue el Leo de siempre, asistente de Lenglet en el 0-1, creador de la jugada del 0-2, que acabó con pase de Dest a Braithwaite, y autor del 0-3, después de una asistencia genial de Pedri, con la espuela. La conexión del argentino, de 33 años, con el canario, de 18, es la gran esperanza del Barça para el 2021.

Y, por lo visto, no solo ilusiona a la afición y al entrenador, también al propio crac, hasta el punto de que ya corre la teoría de que el único que puede convencerle para que se quede no es un precandidato a la presidencia como Joan Laporta, sino un niño de Tegueste (Tenerife), exjugador del Las Palmas, delgado y algo desgarbado, pero con una magia que no se veía en el Barça desde lo mejores años de Andrés Iniesta, un exsocio de Messi.

Pedri y Messi se buscan en el campo cada vez más, rondando ya las 20 conexiones por partido entre los dos. Y Koeman comienza a encontrar el sistema para que los dos puedan entenderse más a menudo, como el 3-4-2-1 de Valladolid, con tres centrales, los laterales muy abiertos, Braithwaite en punta, y Pedri y Messi en la mediapunta. Eso puede significar la suplencia de Griezmann y Coutinho, como en Zorrilla, pero, por su rendimiento, nadie les echará de menos. Por lo menos de momento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pedri arranca una sonrisa navideña a Messi