Luis Suárez y el retorno de Diego Costa sepultan las dudas del Atlético de Madrid

Un doblete del uruguayo, que devolvió la confianza de Simeone, y el regreso con gol del hispano-brasileño deciden ante el Elche


Simeone sabe que Luis Suárez le da a su Atlético un plus de capacidad realizadora, esa que le faltó en la temporada pasada para optar a los títulos, y por ello arropó al uruguayo en la previa del duelo ante el Elche, echándose a la espalda la responsabilidad de la versión discreta del delantero en los últimos partidos debido a su precipitado regreso tras sufrir el covid-19. La respuesta no se hizo esperar, pues Suárez respondió a la confianza de su entrenador como mejor sabe: con goles. Un doblete del charrúa comenzó a decidir un duelo que se complicó pero que finalmente sentenció un penalti que forzó y transformó Diego Costa, de regreso al césped desde el banquillo tras una trombosis venosa en la pierna derecha que preocupó y mucho.

Con la novedad de Lemar, basada en la meritocracia de la Copa del Rey, y un once basado de nuevo en el 4-4-2, sin el esquema de tres centrales que había funcionado hasta el derbi madrileño, el duelo pareció comenzar de forma inmejorable para el Atlético, que en la primera jugada de cierta importancia forzó un penalti a través de Luis Suárez. El catalán Estrada Fernández decretó la pena máxima por la acción del canterano John Donald sobre el delantero uruguayo, pero el VAR avisó de un fuera de juego muy ajustado del '9' en la acción.

Repuesto del susto inicial, el equipo ilicitano, con menos rotaciones de las inicialmente previstas a tenor de la inminencia del duelo entre semana frente a un rival directo como Osasuna, optó por esperar replegado, con Boyé como referencia ofensiva, y dejar en manos del centro campo colchonero el peso del juego. Con este paisaje de partido, la clave residía en la paciencia de los pupilos de Simeone para encontrar las grietas en el muro planteado por el argentino Jorge Almirón.

No es fruto de la casualidad que el Elche se plantase en el Metropolitano como el quinto equipo de la Liga que menos goles encaja. Cuando la defensa es superada, cosa poco habitual, ahí está Edgar Badía para solventar problemas. Así fue en una parada poco ortodoxa pero más que efectiva a disparo de Llorente tras una buena jugada de estrategia rojiblanca.

Como ante el modesto Cardassar en la Copa, Lemar fue el animador del juego atlético, un tanto atascado en la primera parte. El francés vive un buen momento tras meses de ostracismo y partiendo de inicio desde la banda derecha, aunque con total libertad de movimientos para actuar por dentro, generó peligro, especialmente a través de un disparo de zurda blocado por Badía.

Se acercaba ya el descanso cuando el Atlético agitó el árbol con una buena vasculación hacia el costado derecho, donde el incorporado al ataque Trippier puso el centro raso para que Luis Suárez tocase con sutileza a la red. No marcaba el charrúa desde hacía un mes y medio, antes de padecer covid-19, pero respondió como mejor sabe al guiño de Simeone. Un gol trascendental, por el momento y porque obligaba al Elche a variar por completo su planteamiento en la segunda parte.

Pese a los cambios de Almirón al descanso, el guion varió poco en el comienzo de la segunda parte. Pocas ocasiones, pero todas atléticas. De nuevo lo probó Lemar de disparo lejano. También Carrasco. Se intuía el segundo gol local y llegó de las botas de Luis Suárez. Quién si no. Centró el segundo palo Carrasco y allí estaba el insaciable uruguayo para rematar a la red.

Reacción del Elche

Parecía encarrilado el duelo y sin embargo, con todo perdido, el Elche se encontró con su primera ocasión de peligro y el premio al trabajo sucio de Boyé. El '9' ilicitano se había pasado el partido peleando con toda la defensa atlética, cual boya en medio del mar, pero cuando tuvo que demostrar sus dotes para el gol lo hizo a la perfección. Un saque de esquina lo peinó Morente en el primer palo y en el segundo embocó de cabeza el delantero argentino.

El tanto envalentonó al Elche, lanzado a por el empate mediante un remate lejano desviado de Barragán y especialmente de nuevo a través de Boyé, que controló de espaldas en área atlética, se giró y disparó obligando a Oblak a la gran parada de cada día. Las sensaciones no eran buenas en el Atlético, pero en esas, Diego Costa, que llevaba unos minutos sobre el césped tras reaparecer, forzó un penalti que era más juego peligroso del delantero que falta del defensa pero que transformó para despejar las dudas. No hubo mucho más, el partido estaba sentenciado, con el Atlético recuperando el paso en Liga y con las buenas sensaciones de tener a sus dos delanteros enchufados mucho tiempo después.

FICHA DEL PARTIDO

Atlético (3): Oblak, Trippier, Savic, Hermoso, Lodi, Lemar (Correa, min. 66), Llorente, Koke (Felipe, min. 87), Carrasco (Saúl, min. 66), Joao Félix (Diego Costa, min. 73) y Luis Suárez (Kondogbia, min. 73).

Elche (1): Edgar Badía, Barragán, Verdú, John Donald (Sánchez Miño, min. 46), Josema, Josan (Rigoni, min. 46), Marcone, Guti (Nino, min. 81), Fidel, Tete Morente y Boyé.

Goles: 1-0: min. 41, Luis Suárez. 2-0: min. 58, Luis Suárez. 2-1: min. 64, Boyé. 3-1: min. 80, Diego Costa, de penalti.

Árbitro: Xavier Estrada Fernández (Colegio catalán). Amonestó a Verdú, Marcone y Almirón por el Elche y a Hermoso por el Atlético.

Incidencias: Partido de la jornada 14 en Primera disputado en el Wanda Metropolitano a puerta cerrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Luis Suárez y el retorno de Diego Costa sepultan las dudas del Atlético de Madrid