El juicio a Zidane se traslada a Europa

El Madrid se juega parte de la temporada ante el Gladbach y su técnico arriesga su crédito tras salvar el tipo en Sevilla

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, durante una sesión de entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas
El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, durante una sesión de entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas

Llegó el Día D para el Madrid en la Champions. Los blancos, que cincelaron su grandeza reinando trece veces en la máxima competición continental, afrontan la última jornada de la fase de grupos sin margen de error ante el Borussia Mönchengladbach (Movistar Liga de Campeones, 21.00 horas). Una eliminación significaría un varapalo económico y de prestigio porque siempre ha alcanzado los octavos de final bajo el actual formato. Y Zinedine Zidane arriesga la cabeza.

«Queremos sumar los tres puntos y acabar esta ronda primeros. Solo pensamos en eso», proclamó Zidane, experto en situaciones de máximo riesgo. No sabe lo que es perder una final y ha demostrado también su pericia en situaciones de riesgo. «Todos los jugadores y el club estamos acostumbrados a jugar bajo presión», razona el marsellés, poco inquieto, al menos de puertas hacia fuera, por su futuro. «El club hará lo que tenga que hacer», asume, consciente de que sus pupilos siempre han rendido cuando de salvarle el pellejo se trataba pero sabedor de que el fútbol no tiene memoria.

Ramos encabeza la conjura

Sergio Ramos, recuperado para la madre de todas las batallas, regresa tres semanas después de caer lesionado con la selección. Un refuerzo determinante por su experiencia, jerarquía y potencia en las dos áreas. No en vano fue el segundo máximo artillero del Real Madrid el curso anterior y en el presente su equipo promedia el doble de goles con él sobre el césped que cuando está ausente. Sus bajas en la Champions han sido una losa casi habitual para el conjunto de Chamartín, que pereció en ocho de los diez últimos envites europeos que afrontó sin su concurso.

Sin Jovic, y Mariano renqueante

También vuelven Carvajal y Odriozola, por lo que Zidane tiene su defensa al completo por primera vez en muchas semanas. Todo lo contrario de lo que sucede en ataque, donde Benzema es el único ariete sano, tras diagnosticársele una tendinosis en el aductor derecho a Jovic y andar renqueante también Mariano.

Con el objetivo de sacar al menos un empate que le bastaría para pasar a octavos llega a Madrid el Mönchengladbach. Incluso la derrota podría servirle al cuadro teutón, siempre y cuando el Shakhtar empate con el Inter. Recupera al central Nico Elvedi y volverá a agarrarse a la potencia de Thuram y Plea, que ya atormentaron al Real Madrid en el Borussia Park.

Alineaciones probables

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Ramos, Varane, Mendy, Casemiro, Kroos, Modric, Marco Asensio, Vinicius y Benzema.

Borussia Mönchengladbach: Sommer, Lainer, Ginter, Elvedi, Wendt, Kramer, Neuhaus, Lazaro, Stindl, Thuram y Plea.

Estadio: Alfredo Di Stéfano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El juicio a Zidane se traslada a Europa