El penúltimo baile Messi-Cristiano

El portugués ganó el nuevo pulso entre los dos extraterrestres que han colonizado el planeta fútbol en la última década


REDACCIÓN / LA VOZ

Los dos extraterrestres que han colonizado el planeta fútbol durante la última década se reencontraron casi tres años después en el Camp Nou para ofrecer su penúltimo baile. Con 33 años Messi y 35 Cristiano nadie se atreve aún a poner límites a una rivalidad sin el morbo de los antiguos Clásicos, pero todavía con mucho interés futbolístico. Ambos se sienten aún muy protagonistas en sus clubes. El argentino monopolizó el juego de ataque del Barça, pero le faltó acierto ante otro viejo rockero, Gianluigi Buffon, intratable a los 42 años. El héroe fue su compañero portugués gracias a dos goles de penalti que dan a la Juventus el primer puesto tras una goleada para la historia.

Acumulaba el equipo blaugrana 38 encuentros consecutivos sin caer en su feudo en Europa y 13 temporadas sin bajarse del primer puesto de la fase de grupos. Los italianos rompieron la estadística y reabrieron las heridas del 2-8 ante el Bayern con su artillero recuperando su idilio con el Camp Nou. Con los dos goles de anoche desde los once metros, Cristiano Ronaldo acumula 14 tantos en sus 13 últimas visitas a Barcelona.

Arropado por Morata en la punta de ataque, el portugués apenas necesitó aparecer para adjudicarse su duelo particular ante Lionel Messi. Tomó ventaja en su primera aparición importante, a los 12 minutos. Encaró a Araujo dentro del área y cayó tras un leve forcejeo. El colegiado señaló un riguroso penalti que el 7 no desaprovechó.

Poco después llegó el segundo gol de los juventinos, sin intervención de Ronaldo, que incluso estuvo a punto de entorpecer la apertura de McKennie hacia Cuadrado. Otra pena máxima mucho más clara, por manos de Lenglet, le valió para materializar el doblete.

Solo tiró tres veces

Prácticamente a eso, tan poco y tanto a la vez, se redujo la aportación ofensiva de Cristiano, que también habría plantado a Morata ante Ter Stegen de no ser por la intervención de Araujo. CR7, solo remató una vez más, en un inocente punterazo desde la frontal, pero también exhibió un espectacular nivel físico y compromiso defensivo, permitiéndose incluso el lujo de birlar una pelota a Messi después de un buen caño.

El 10 del Barça no dejó de intentarlo, pero le faltó la dosis de acierto y fortuna que sí tuvo la estrella de la Juventus. El equipo catalán coleccionó posesión y malas decisiones en la frontal del área ante una defensa en bloque bajo que nunca supo desarbolar. Su única luz fue la del astro argentino, que provocó la inmensa mayoría de sus opciones serias de gol. De los siete remates entre los tres palos, seis fueron suyos, y además sirvió una falta lateral deliciosa que Griezmann cabeceó a la escuadra.

Han marcado 22 goles cada uno en sus duelos directos

Con sus dos goles en el Camp Nou, Cristiano Ronaldo iguala la estadística de goles en los duelos directos con Lionel Messi. Han marcado 22 cada uno, con 16 victorias para el argentino y 11 para el portugués tras 35 encuentros al máximo nivel.

Superados los 30 años, los dos cracs del fútbol mundial estiran todavía unos registros que ya alcanzan 752 tantos como profesional en el caso del 7 de la Juve y 712 en el del 10 del Barcelona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El penúltimo baile Messi-Cristiano