Messi y Cristiano, un pulso de otros tiempos

Colpisa

DEPORTES

ALESSANDRO DI MARCO

El reencuentro de los dos astros marca la batalla entre el Barça y la Juve por concluir la primera fase como líder del grupo

08 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El peor Barça liguero de las tres últimas décadas puede ser hoy también el mejor del siglo XXI en la Liga de Campeones, si consigue el pleno de 18 puntos en las seis jornadas de la fase de grupos, algo que únicamente logró en la liguilla de la temporada 2002-03, con Van Gaal en el banquillo. Para ello, deberá ganar en el Camp Nou al Juventus, tal y como ya hizo en el Allianz Stadium (0-2) en uno de los mejores partidos de la irregular etapa de Koeman como entrenador. Pero, más importante que ese registro es asegurar el primer puesto del grupo G para disponer del factor campo a favor en octavos de final. Le vale al equipo azulgrana un empate e incluso una derrota por 0-1 y 0-2, gracias al golaveraje de Turín. Perder por tres goles de diferencia, o por un 1-3, por ejemplo, con más goles italianos fuera, le condenaría al segundo puesto y sería otro palo en el amargo momento liguero actual.

No es descabellado pensar en otro estropicio culé no solo por la alarmante falta de fiabilidad competitiva de Messi y compañía, sino porque la Juventus cuenta con un ataque poderoso con Morata, en gran forma, y Cristiano Ronaldo, un aval de gol. El argentino y el portugués, dominadores de los trofeos individuales del fútbol mundial en los últimos años, se reencontrarán más de dos años después de la última vez que se vieron las caras en un Barça-Madrid, en mayo del 2018. Es un pulso con sabor a pasado, con otros

haciendo más méritos para ser galardonados con los premios más prestigiosos. A Cristiano, más físico, le queda el remate y la potencia, ya jugando de delantero centro a los 35 años, moviéndose poco lejos del área. A Messi, con cualidades más técnicas, le está costando encontrarse cómodo lejos del gol a los 33 años.