Manolo Planas: «Me suceden cosas increíbles»

DEPORTES

Lo fue todo en el kickboxing y ahora vuelve a reinventar el boxeo desde la federación gallega debido a la pandemia de covid

30 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La voz de Manuel Carlos Planas Otero (Madrid, 1969) sigue el mismo recorrido que seguía su puño cuando combatía. Es directa y enérgica. Pero no da miedo. Al contrario, atrapa.

-¿Cómo se encuentra?

-Luchando contra esto, como todos. Y esperando. Tengo casos cercanos de covid. Mi familia tiene miedo...

-Recuerdo que usted lo vio venir.

-Estaba en Baréin y vi que era más grave de lo que se pensaba. Al regreso, cerramos el gimnasio. Dije que nos olvidásemos de competir hasta septiembre. No me equivoqué mucho. Aún retomamos la competición el sábado 21. Y no llevaré deportistas al Nacional por cuestiones obvias.

-En marzo apuntó hacia la movilidad. Acertó.

-Tengo en la federación un equipo médico excepcional y me dijeron de qué iba esto. No se trata de si abres o no la hostelería o los gimnasios, sino de la movilidad.

-Usted, dedicándose a lo que se dedicó, ¿se siente más protegido?

-Al contrario. He visto caer murallas muy grandes. Tengo mucho respeto a todas las enfermedades. Lo primero que hice al entrar en la federación es potenciar el aspecto médico, porque sé de los peligros de este deporte. Y con todo eso, el peor accidente de los últimos veinte años me tocó a mí [el coma de Saúl Tejada]. Y si no fuese por esas mejoras, quizás estaríamos hablando de un fallecimiento. Y tantas otras dolencias que detectamos...

-¿Y cuando usted combatía?

-Nada que ver. Todo ha evolucionado. El deporte. Mira los futbolistas, los deportistas. Ahora son superhombres, cincelados. Nosotros experimentábamos con nosotros mismos. Ibas a otros países, descubrías, te informabas. No había Internet. De paso que te iban dando palos, ibas aprendiendo.

-No le ha ido mal.

-Bueno, alguna secuela me ha quedado, de no haber curado bien las lesiones, pero no me quejo.

-Me refería al palmarés. ¿No le parece meritorio lo que logró? [cinco mundiales y cuatro europeos]

-Para nada. Me parece más lo que hago ahora. Porque cuando lo consigo, beneficio a muchos y antes solo a mí mismo. Era egoísta, como todos los deportistas de élite. Pero hubiese competido aunque no me hubiesen pagado. Cuando vi un millón de pesetas no me lo creía. Y encima era un ídolo.