El Atlético ha crecido y por fin se lo cree

Alfredo Santaelena TÉCNICO DEL DUX INTER DE MADRID Y EXJUGADOR Y EXENTRENADOR EN EL ATLÉTICO

DEPORTES

JuanJo Martín

24 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Atlético de Madrid ha crecido. Ha evolucionado desde una propuesta de conjunto acostumbrado a esperar, mantener la portería a cero, y salir a la contra o fiarse del balón parado. Ahora vemos un equipo valiente, que quiere más el balón, circula mucho más rápido la pelota y juega a una mayor velocidad. Ha optado por una presión mucho más alta que le permite recuperaciones en campo contrario. Antes había mucha más distancia entre líneas, con la defensa mucho más hundida, ahora la línea por delante de Oblak se aproxima más al centro del campo.

Todo esto configura un fútbol mucho más entretenido para el espectador. Y en ello es clave que Koke juegue por dentro. La pareja perfecta son él y Saúl. Ese es el doble pivote de los partidos importantes. Para esa posición clave, Simeone tiene además un buen fondo de armario; como por fuera, donde le permite alternar la forma de jugar.

El 4-4-2 es inamovible, pero ahora se interpreta de una forma mucho más dinámica y alegre. Se arriesga más, y al equipo se le ve cómodo con balón, sin necesidad de fiarlo todo a la segunda jugada. Ha encontrado profundidad en sus laterales, especialmente con Trippier, y lo ha hecho sin conceder más oportunidades al rival. La presión tras pérdida ha sido clave en ello, dando mayor seguridad a la línea defensiva y al portero. Giménez, Savic, Felipe o Hermoso son una garantía si el equipo tiene que replegar, pero se están manejando muy bien varios metros por delante de lo que acostumbraban. En el partido frente al Barcelona, apenas concedió ocasiones.