Quién pierda el equilibro entre defensa y ataque, perderá el partido


Lo primero es diferenciar entre el juego de ambos equipos. Al Barça de Koeman todavía le cuesta entender el método de todos estos años. Es verdad que está ganando sus partidos, pero es más que nada por el gran talento de sus jugadores de forma individual. Por otro lado, el Atlético es ese equipo que quiere Simeone. Un equipo que corre, que presiona, en el que todos sus jugadores se sacrifican. Un fútbol muy distinto al del Barcelona.

Hay dos factores claros que van a influir en el desarrollo del partido. El primero, el cansancio de los jugadores. Ambos equipos tuvieron a bastantes futbolistas con sus selecciones durante este parón liguero y será un condicionante importante. Lo más seguro es que no lleguen del todo frescos al partido. El segundo, lo determinantes que serán algunas bajas.

Aunque la ausencia de Luis Suárez es de las más comentadas, creo que no será especialmente decisiva para este partido. Poco a poco Simeone ha ido mejorando la plantilla, especialmente en el ataque. Siempre se le ha achacado que arriba le falta algo, que le cuesta ganar los partidos pese a trabajar bien defensivamente. Pero estos años ha ido incorporando a muchos jugadores de talento. Y Suárez quizá no esté en su mejor momento tras su salida del Barcelona, triste para él, y la posterior llegada al Atlético, dónde todavía no ha encajado perfectamente en las ideas de Simeone y del equipo. Por eso, creo que todavía no es un jugador determinante y que el equipo no achacará en exceso su baja.

El que sí será decisivo, una vez más, es Leo Messi. No solo en el Barça, sino en cuanto al juego en general del partido. Messi condiciona a sus propios compañeros el juego de su equipo y al mismo tiempo lo hace con el del rival. Y ese equilibro en el juego de cada uno, entre la defensa y el ataque, será clave en la victoria de uno u otro. Ambos tienen grandes jugadores para aprovechar el más mínimo error en la defensa del contrario y quién pierda ese equilibrio será el que pierda el partido.

Un encuentro en el que el Barcelona es favorito, a pesar de que el Atlético está más formado como equipo. El Barça puede perder partidos, puede no jugar bien, pero nunca llega a jugar mal y siempre tiene oportunidades de marcar y de darle la vuelta a un resultado adverso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Quién pierda el equilibro entre defensa y ataque, perderá el partido