José Alonso Lara: «Somos un equipo muy atrevido»

Al extremo del Deportivo no le preocupa su desventaja física: «Me hago grande en el fútbol que tengo»

José Alonso Lara, en la ciudad deportiva de Abegondo
José Alonso Lara, en la ciudad deportiva de Abegondo

Tres jornadas y un once, con los obligados retoques por lesión. Fernando Vázquez ha permanecido estrictamente fiel a sus elegidos para el debut y solo los percances físicos han abierto la puerta a novedades, consumida ya la jornada tres. En todas ha partido de inicio José Alonso Lara (Sevilla, 7 de marzo del 2000), ocupando el puesto de extremo izquierdo, con tendencia a buscar la frontal. De momento no ha cuajado ninguna actuación redonda, pero en Salamanca, frente al Unionistas, estuvo un paso más cerca de lo que se espera de él. «Todo requiere su tiempo de adaptación y creo que estoy en ese período. En el campo me voy encontrando mucho mejor», sostiene el futbolista llegado a préstamo desde el Pizjuán.

—Ocupa un puesto crítico, el más expuesto al duelo directo y al error. ¿Siente que la paciencia con los extremos es más limitada?

—Lo cierto es que mi juego requiere desparpajo, intentarlo una y otra vez. El sistema y mi posición me pide arriesgar, pero también sé que el míster tiene presente el tipo de jugador que soy, y que algunas veces fallaré y otras lo haré bien. Por ese lado creo que él está tranquilo porque sabe que le voy a poner las cosas difíciles al defensor.

—Pero ese riesgo implica posibilidad de error y de frustración.

—Hay gente con mucha experiencia que sabe cuándo arriesgar y cuándo no, pero yo creo que pese a mi juventud también elijo bastante bien el momento. Intento buscar al defensor, aunque a veces no me salga. Creo que soy fuerte mentalmente y paso rápido de página. En el fútbol a cada instante llega una oportunidad.

—En su caso, además es un futbolista liviano y bajito en un deporte en el que cada vez se apuesta más por el físico.

—A mí me podrán ganar en fuerza o altura, cualquiera ve que hay mucho portento físico en el fútbol actual, pero no creo que haya muchos que me ganen en las ganas que tengo. Yo me hago grande en el fútbol que llevo dentro y estoy dispuesto a ofrecerlo al equipo en cada partido. Perseguimos un objetivo muy ilusionante.

—Y no van mal encaminados en cuanto a resultados, pero ¿se siente satisfecho con el juego que han desplegado?

—Bueno, somos un equipo muy atrevido. Hemos podido empezar con ciertas dudas porque lo que nos pide el míster obliga a ciertos riesgos y aún nos estamos conociendo. Entiendo que la competición nos obliga a avanzar rápido, pero todavía estamos en ese proceso, aunque vamos claramente a mejor.

—Hasta ahora ha sido frecuente que haya dos futbolistas en la zona de mediapunta, ¿no se siente más cómodo cuando hay un solo jugador por dentro y más espacio para recortar hacia allí?

—Está claro que el espacio que se crea por dentro en esa situación favorece mi juego, pero me adapto a cualquier sistema.

—El domingo, otra vez Riazor. Jugó allí de juvenil con el Sevilla hace solo tres años.

—Sí. Y la verdad es que nunca me imaginé de local en ese campo. Me hizo mucha ilusión verme allí contra el Salamanca, con la afición del Dépor detrás.

—Entonces tenía enfrente a Mujaid y Gandoy, ¿cómo ve el cambio de rol de cada uno?

—Son chavales que tienen una ilusión especial por el club. Me identificó pensando en lo que yo siento por el Sevilla. He coincidido varias veces con ellos, veo que han tenido un crecimiento brutal y van a aportar mucho este año. Son gente honrada en el trabajo y le dan mucho al equipo.

—El Dépor ha juntado a varios futbolistas jóvenes con un montón de veteranos. ¿Quién lleva la voz cantante en ese vestuario?

—Jugadores como Álex o Keko tienen muchos partidos encima y eso se nota. El rol de liderazgo está bastante repartido, rueda un poco entre los futbolistas. Concretamente Álex es el espejo de lo que debe ser un capitán, está muy encima de nosotros, de los más jóvenes, nos ayuda a reforzar lo bueno y a asumir mejor las correcciones.

—Unas correcciones que Fernando Vázquez hace con frecuencia en los entrenamientos. ¿Qué peso tiene su ausencia en el banquillo en los partidos?

—Bastante. El míster está muy atento a cada detalle. Nos está muy encima y nos obliga a estar activos y completamente concentrados en cada jugada. Se echa en falta tenerlo en el campo porque es de los que te obliga a mantener la atención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

José Alonso Lara: «Somos un equipo muy atrevido»