La tregua se romperá en el Angliru

La etapa reina de la Vuelta no logra romper el empate de la general entre Roglic y Carapaz a la espera del duelo decisivodel domingo en Asturias


David Gaudu se llevó este sábado la etapa reina de la Vuelta en una jornada en la que Jumbo-Visma e Ineos, los dos equipos que pelean por la victoria final en la Vuelta a España, firmaron una tregua de 170 kilómetros a la espera de que la etapa de este domingo en el Angliru (13.40, Teledeporte) desate definitivamente las hostilidades entre sus dos líderes e indiscutibles favoritos al título: Primoz Roglic y Richard Carapaz.

Convenían las tablas

Ni uno ni otro quisieron buscarse las costuras en una etapa durísima de montaña en Asturias perfectamente encadenada, finalizada en alto de La Farrapona. El alto al fuego puede que fuese lo más inteligente por parte los dos conjuntos. Para Ineos, los cuatro ascensos de primera categoría de los que se componía el recorrido eran demasiado para un equipo diezmado que se quedó sin munición en la subida final a los Lagos de Somiedo. Andrey Amador, último gregario que resistía con su líder, dijo basta a 4 kilómetros de meta dejando a Richard Carapaz solo, rodeado de jersey amarillos. Hubiese sido el momento para montarle una emboscada. Pero no. Jonas Vingeegard, que ya parecía fundido varios kilómetros atrás, siguió comandando el grupo sin que ningún compañero del Jumbo medianamente fresco hiciese el amago de darle el relevo para dar un empujón al pelotón y causar estragos.

¿Por qué Jumbo-Visma optó por no hacer sangre? Las posibilidades son variadas y todas parecen lógicas. A los ciclistas les espera el Angliru, un puerto temido en una etapa corta — menos de 110 kilómetros— pero explosiva, que obliga a concentrar esfuerzos. La idea de conservar energías en favor de un Roglic que lleva más de 45 horas de bicicleta es plausible. También explica el conservadurismo holandés que la cronoescalada de O Ézaro esté a la vuelta de la esquina y en la que es previsible que el esloveno apriete las tuercas a Carapaz —algo que debería provocar hoy que Ineos pase al ataque—. Otra opción bastante más simple pero igualmente válida es que, sencillamente, Roglic fuese justo de fuerzas. De ser así, mejor para el maillot rojo que las cosas se quedasen como estaban.

Marc Soler rozó la segunda

La emoción estuvo en la fuga. Guillaume Martin (Cofidis), líder de la montaña, puso en marcha la segunda del día antes de La Colladona, en la que se coló Nelson Oliveira (Movistar). Por entonces, Marc Soler sufría para no quedarse cortado. Pero el catalán trabajó para unirse a los favoritos y, después, superarlos. Logró alcanzar a los escapados y, aprovechándose de la ayuda del exciclista del Xacobeo, pelear la victoria final frente a David Gaudu (Groupama). Entre los dos últimos supervivientes de la aventura, pudo más el francés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La tregua se romperá en el Angliru