Personas ultracapacitadas dentro de un ADN claro

Rubén de la Barrera

DEPORTES

Luis Tejido

30 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El proyecto de la Real Sociedad, que tiene continuidad en la esencia del club, cuenta con un instante disruptivo, que es la llegada de Roberto Olabe. En ese momento comienza una mejoría a todos los niveles y el club hace una gran inversión en recursos humanos para configurar un organigrama técnico altamente capacitado y a su vez impregnado de lo que es el club.

Establezco dos pilares fundamentales, uno es Roberto Olabe como director de fútbol y responsable de este proceso, y el segundo es Imanol Alguacil. Pero hay un tercer aspecto, que es el consejo de administración, con su presidente al frente, Jokin Aperribay, que cree en un modelo económico y deportivo que le está dando la razón. He tenido la suerte de estar y sentir qué es la Real y cómo se hacen las cosas. Y se dan todos los ingredientes para que las cosas vayan bien.

Por otro lado, han pasado los años y ese tiempo le ha dado una mayor estabilidad y experiencia a esos chicos que, siendo todavía jóvenes, se han hecho un hueco al máximo nivel. Se ve una línea claramente visible y exigente, de trabajo diario, que va desde la cantera hasta el primer equipo.